Iglesia en el mundo

Ratifican condena del Cardenal George Pell por abuso sexual

Las medidas cautelares contra el Cardenal George Pell incluyen la prohibición de ejercer el ministerio público y de todo contacto voluntario con menores.
El cardenal australiano George Pell, acusado de abuso sexual. Foto: Vatican Media
El cardenal australiano George Pell, acusado de abuso sexual. Foto: Vatican Media

La Corte Suprema de Victoria, en Australia, confirmó la condena contra el Cardenal George Pell, emitida en febrero en el juicio en primera instancia por abusos sexuales contra menores.

Leer: El Cardenal George Pell pasaría seis años en prisión

La decisión llega después de que un primer juicio por “delitos históricos” de abuso sexual finalizara sin veredicto, lo que dio lugar a un nuevo juicio en el que el jurado aprobó por unanimidad un veredicto de culpabilidad. En cambio un segundo cargo fue rechazado por el tribunal por falta de pruebas admisibles.

La presidenta del Tribunal Supremo de Victoria, Anne Ferguson, dijo que dos de los tres jueces desestimaron la apelación presentada por la defensa del Cardenal, y confirmó que el obispo seguirá cumpliendo su pena de seis años de prisión. 

A partir de ahora, los abogados defensores del Cardenal australiano cuentan con 28 días para presentar la última apelación posible ante la Alta Corte australiana.

La Oficina de Prensa de la Santa Sede, a través de unas declaraciones de su director, Matteo Bruni, ha manifestado que toma nota de la decisión del tribunal de desestimar la apelación del Cardenal Pell.

Asimismo, junto con la Iglesia en Australia, confirma su cercanía a las víctimas de abusos sexuales así como su compromiso de perseguir a los miembros del clero que son responsables de ello.

Te puede interesar: Los 8 compromisos de la Iglesia para terminar con los abusos sexuales

La Santa Sede recordó que el obispo siempre ha defendido su inocencia y tiene derecho a apelar ante la Alta Corte australiana.

Por otro lado, Matteo Bruni ha aclarado que “la Congregación para la Doctrina de la Fe está esperando el resultado de los procedimientos en curso y la conclusión del proceso de apelación” antes de ocuparse del caso.

Y ha añadido que, tal y como declaró la Oficina de Prensa de la Santa Sede el pasado 26 de febrero, el Santo Padre ya había confirmado las medidas cautelares impuestas al Cardenal Pell a su regreso a Australia, esto es, como es habitual, “la prohibición de ejercer el ministerio público y de todo contacto voluntario con menores”.

Las acusaciones

Creado Cardenal en el año 2003, George Pell entró en 2013 en el Consejo de Cardenales que asesora al Papa en la reforma de la Curia; un año más tarde fue nombrado Prefecto del Dicasterio que se encarga de las finanzas de la Iglesia.

Sin embargo, ese mismo año fue llamado a declarar por la comisión australiana que investiga los casos de abusos en el país, sobre presuntos encubrimientos a sacerdotes abusadores, aunque Pell negó conocer alguna denuncia.

En octubre de 2016 fue directamente acusado por abusos en Melbourne, por lo que en julio del año siguiente el Cardenal George Pell dejó sus responsabilidades en la Curia romana para regresar a su país y defenderse de las acusaciones.

Los cargos dieron lugar a dos procedimientos denominados “Juicio de la catedral” y “Juicio de los nadadores”. En el primer caso, el cardenal Pell fue acusado de actos obscenos y de agresión sexual contra dos chicos del coro en la sacristía de la catedral de Melbourne entre 1996 y 1997. En el segundo caso, los cargos fueron de agresión sexual a dos chicos en una piscina a finales de los setenta.

Con información de Zenit y Vatican News