Iglesia en el mundo
rmb

Murió Mario Molina, quien asesoró al Papa Francisco sobre medio ambiente

En un mensaje, la Conferencia del Episcopado Mexicano destacó su autenticidad “al llevar sus creencias religiosas de manera inteligente y propositiva, en un ámbito secularizado”.
El Dr. Mario Molina con el Papa Francisco en 2016. Foto: Centro Mario Molina
El Dr. Mario Molina con el Papa Francisco en 2016. Foto: Centro Mario Molina

Este 7 de octubre falleció en la Ciudad de México el doctor Mario Molina, premio Nobel de Química 1995, miembro distinguido de la Pontificia Academia de las Ciencias y uno de los expertos medioambientales que sustentaron con rigor científico la encíclica Laudato Si’ publicada hace cinco años por el Papa Francisco.

Leer: Resumen de Laudato si’, la encíclica del Papa Francisco sobre ecología


Su deceso ocurrió justamente este miércoles en que la Real Academia de las Ciencias Sueca otorgó el Premio Nobel de Química 2020 a las científicas Emmanuelle Charpentier (Francia) y Jennifer Doudna (Estados Unidos), por el desarrollo de un método para la edición del genoma, con aplicabilidad en diferentes campos, desde la medicina hasta la agricultura.

Mario Molina, quien colaboró estrechamente con el Papa Francisco en el tema del cuidado de la casa común, tenía la firme convicción que si bien la ciencia y la tecnología podían dar luz a las acciones medioambientales, a la religión correspondía instruir en valores para el cuidado del planeta.

En una entrevista que otorgó a TV Azteca en 2015, dio a conocer su opinión sobre el tema, dijo: “Lo que hace la ciencia es explicarnos por qué suceden las cosas. Ciencia y tecnología nos pueden decir cómo podemos cambiar la situación. Pero la ciencia no nos dice qué hacer, qué es lo correcto; eso ya implica valores. Lo importante de esta encíclica del Papa (Laudato si’) es enfatizar esta parte de valores, pero basada en conocimiento científico. En la encíclica queda muy claro que la humanidad tiene el potencial de desastres ambientales, y que tenemos la responsabilidad de cuidar el medio ambiente”, dijo.

El doctor Mario Molina destacó por sus investigaciones sobre el adelgazamiento de la capa de ozono a consecuencia de la emisión de gases industriales y clorofluorocarburos, que lo llevaron obtener el Nobel de Química 1995.

Antes había recibido el Premio Tyler para el Logro ambiental (1983) y posterior al Nobel, el Premio Campeones de la Tierra organizado por la ONU (2014). Una de sus obras más recientes es El Cambio Climático. Causas, efectos y soluciones (2017), misma que demuestra una profunda preocupación compartida con el Papa Francisco: la urgencia de emprender acciones.

Mensaje de los Obispos

En tanto, la Conferencia del Episcopado Mexicano lamentó el fallecimiento del doctor Molina y destacó su autenticidad “al llevar sus creencias religiosas de manera inteligente y propositiva, en un ámbito secularizado”.

“Sus grandes aportes con relación al estudio científico del Cambio Climático, expuestos sobre todo en el Protocolo de Montreal de las Naciones Unidas; así como todos sus estudios que le hicieron acreedor al Premio Nobel de Química en el año de 1995. Su legado en México y muchos otros países del mundo, nos enorgullece y nos llena de celo apostólico “.

Los obispos mexicanos dieron su pésame a los familiares del doctor Mario Molina y a la comunidad científica, académica y social de México.

“Agradecemos sus trabajos de promoción del diálogo fe-ciencia, desde la Pontificia Academia de las Ciencias, a la cual perteneció desde el año 2000, así como su impulso por promover un desarrollo humano, integral, solidario y sustentable, de acuerdo a las enseñanzas del Papa Emérito Benedicto XVI expuestas en Caritas in veritate, y en la encíclica social del Santo Padre Francisco, Laudato Si’”.

“Confiamos en que la huella de este gran Educador, que impulsó el aprendizaje lúdico como base de la actividad científica nos interpele a todos a seguir promoviendo, en todo momento, una pasión por educar a tantos niños, niñas, adolescentes y jóvenes con el fin de que seamos capaces de transformar esta realidad social y ambiental tan apremiante”.

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios