Darren Harrison, el pasajero que pidió ayuda a Dios para aterrizar un avión

Darren Harrison, un diseñador de interiores estadounidense, agradeció a Dios haberlo ayudado a aterrizar el avión en que viajaba cuando el piloto se desmayó.
Darren Harrison logró aterrizar de emergencia un avión en Florida sin tener experiencia de vuelo.
Darren Harrison logró aterrizar de emergencia un avión en Florida sin tener experiencia de vuelo.

Viajar en un avión, que el piloto se desmaye, la aeronave vaya en picada y que tú tengas que tomar su lugar y aterrizar el avión, aún sin saber cómo manejarlo. Podría ser una pesadilla, pero es lo que le ocurrió a Darren Harrison, un diseñador de interiores estadounidense, que logró aterrizar un avión sin tener experiencia de vuelo.

Esto ocurrió a inicios de mayo de 2022, y en la aeronave viajaban Harrison, de 38 años, el piloto y otro pasajero.  Salió de Bahamas e iba con destino a Fort Pierce, Florida y por ser una aeronave pequeña solo la manejaba un piloto.

“La mano de Dios estaba en ese avión. Es lo único a lo que puedo atribuirlo, no hay otra explicación para ello”, declaro en una entrevista con el programa Today.

Harrison está casado y viajaba desde las Bahamas para reencontrarse con su esposa que está embarazada.

Cuando aterrizó, “recé la mayor oración que he rezado en mi vida”, contó Harrison en la entrevista. “Fue entonces cuando toda la emoción se apoderó de mí”.

Puedes leer: Un accidente la llevó a la fe y con ‘Clarita’ ahora habla de Dios a todos

“No tengo idea de cómo volar un avión”

Durante el trayecto, el piloto se quejó de un dolor de cabeza y un mareo. Posteriormente, se desmayó y cayó sobre los controles, haciendo que la nave comenzara a descender.

“Me acerqué y ya íbamos en picada a gran velocidad”, explicó Harrison, en la entrevista con Today. “En ese momento, supe que si no reaccionaba moriríamos”.

Por ello tomó los controles del avión y comenzó a tirar de la palanca, aseguró que en el instante usó el sentido común.

Luego, pidió ayuda al otro pasajero para conectar correctamente unos audífonos e intentar comunicarse con alguien en tierra. Quien respondió el radio fue el controlador aéreo Robert Morgan.

De acuerdo con el medio local WPBF News, Harrison dijo: “Tengo un problema aquí (…) el piloto se desmayó y no tengo idea cómo volar un avión”.

A partir de ahí, el controlador aéreo comenzó a dar una clase exprés a Harrison para lograr aterrizar el avión.

-¿Cuál es tu posición”, le preguntó

-“No tengo idea”, respondió Harrison, “pero puedo ver la costa de Florida enfrente de mí”. En su desesperación les dijo: “No logro ni siquiera encender la pantalla de navegación”.

El controlador de vuelo localizó el avión en el radar y fue guiando paso a paso a Harrison para que llevara la aeronave al Aeropuerto Internacional de Palm Beach. Sin embargo, venía lo más difícil: aterrizar.

Morgan le fue dando instrucciones todo el tiempo.  “Empuja los controles hacia adelante y desciende a un ritmo muy lento”, le dijo, de acuerdo con la grabación del vuelo, publicada por WPBF News.

“Me decía todo el tiempo: ‘La pista se va a hacer más grande a medida que te acercas a ella; mantente concentrado en eso, y sigue descendiendo’”, señaló Harrison en la entrevista con Today donde narró su experiencia.

“Y recuerdo que al llegar a unos 200 pies, me comentó: ‘Oye, vas a tener que reducir la velocidad un poco más; todavía estás llegando muy rápido’”.

Harrison recibió ayuda del otro pasajero con algunos aspectos de los controles y entre los dos lo lograron. El aterrizaje quedó grabado:

“Dije: ‘Gracias por todo’, lancé los audífonos al tablero y recé la mayor oración que he rezado en mi vida”, contó Harrison a Today. “Fue entonces cuando toda la emoción se apoderó de mí”.

En el audio de torre de control se escucha las expresiones de especialistas que estaban ahí y que estaban sorprendidos por lo ocurrido.

“Acabas de ver a un par de pasajeros aterrizar ese avión”, se oye decir a un operador.

“¿Has dicho que los pasajeros aterrizaron el avión?”, dijo. “Oh, Dios mío. Qué buen trabajo”, agregó.

El controlador aéreo contó su experiencia en CNN:

Hoy no me toca

Darren Harrison y el controlador Robert Morgan después se conocieron en persona y se tomaron una foto juntos.

“Una de las primeras cosas que se me pasó por la cabeza mientras el avión caía en picada fue decir: ‘No puedo morir hoy. Tengo a mi esposa [que está] embarazada; tengo un bebé en camino. Hoy no me toca. Hoy no me toca’”.

De acuerdo con medios locales, el piloto fue trasladado a un hospital y ya se encuentra fuera de peligro.

 

Con información de Aleteia, The Independent en Español, CNN en Español y A21.mx 

 

Puedes leer: Salmo 91: la oración para pedir todos los días la protección de Dios

Compartir