Iglesia en el mundo
rmb

La iglesia en El Salvador que colocó fotos y velas por su comunidad

El padre recabó 130 fotos que llenaron las bancas de la Parroquia de la Asunción; fue su segunda convocatoria, en la primera llenó la iglesia con veladoras.
Párroco de El Salvador, preside Misa de Corpus con fotos de sus feligreses. Cortesía Parroquia Nuestra Señora de la Asunción
Párroco de El Salvador, preside Misa de Corpus con fotos de sus feligreses. Cortesía Parroquia Nuestra Señora de la Asunción

Cerca de 130 fotografías de los fieles de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, Mejicanos  llenaron la Misa de la solemnidad de Corpus Christi en esta iglesia de El Salvador el pasado domingo 14 de junio.

Cada una de las fotografías fueron acomodadas en el lugar que solían ocupar los fieles antes de que la emergencia sanitaria impidiera su presencia física en este templo, en el municipio de Mejicanos, departamento de san Salvador, recuerda el padre Cristóbal Cruz Pérez, párroco de esta iglesia desde hace tres años.

“Al terminar de acomodar las fotos me sentí emocionado, pero al presidir la Misa fue realmente un momento muy emotivo, estuve a punto de llorar, pues recordé la fiesta de Corpus del año pasado, cuando la iglesia estaba repleta; no obstante, me llené de esperanza pues Dios permitirá que pronto nos volvamos a reunir en la Santa Misa”, señala el sacerdote en entrevista con Desde la fe. 

El padre Cristóbal Cruz también es encargado de la Pastoral de la Salud en la Arquidiócesis de San Salvador.

La comunidad envió imágenes familiares para participar virtualmente en la Misa de Corpus. Foto: Parroquia Nuestra Señora de la Asunción, Mejicanos/Cortesía

La comunidad envió imágenes para participar virtualmente en la Misa de Corpus. Foto: Parroquia Nuestra Señora de la Asunción, Mejicanos/Cortesía

El sacerdote transmitió la Misa por Facebook, en la cual los fieles pudieron ver sus fotografías colocadas en las bancas del templo. Además, el sacerdote compartió galerías de imágenes.

“Mi intención fue que pudiéramos vivir como Iglesia doméstica y que desde los hogares la gente pudiera vivir nuestra fe, aunque no puedan participar de la liturgia del pan eucarístico, pero sí pueden participar de la liturgia del pan de la palabra”, resalta.

Lee: Todo sobre Corpus Christi, la fiesta del cuerpo y la Sangre de Cristo

Así comenzó la convocatoria

Desde el inicio del confinamiento en El Salvador, el 21 de marzo, el padre Cristóbal Cruz comenzó a estar más activo en las redes sociales, esa fue la forma más efectiva de permanecer en contacto con su comunidad.

A través de las redes también se enteró de que un sacerdote de España solicitó fotos a su comunidad para que “estuvieran presentes”en el rezo del Santo Rosario por el fin de la pandemia.

Al padre Cruz le gustó la idea de las convocatorias e implementó la primera una semana antes de la Solemnidad de Pentecostés. Pidió a sus feligreses que, tomando las debidas medidas sanitarias, hicieran llegar a la parroquia veladoras con sus nombres o el de toda su familia como una forma de estar presentes en el templo.

Las colocó en la iglesia para la Misa por Pentecostés el 31 de mayo.

El presbítero Cristóbal, en la fiesta de Pentecostés. Foto: Parroquia Nuestra Señora de la Asunción, Mejicanos/Cortesía

El presbítero Cristóbal, en la fiesta de Pentecostés. Foto: Parroquia Nuestra Señora de la Asunción, Mejicanos/Cortesía

“Quise representar a cada persona como un signo de luz y para ejemplificar que en nosotros vive el Espíritu Santo. También tratamos de acomodar cada velita en cada lugar que frecuentaba sentarse cada feligrés”, explica.

Lee: Capellanes COVID-19: Sacerdotes que llevan esperanza a hospitales

El amor de la comunidad

A decir de Edwin García, secretario de la parroquia, las iniciativas del padre Cristóbal ayudaron a la comunidad de esta iglesia en El Salvador a seguir viviendo la fe y a no deprimirse por el confinamiento del que el país comenzó a salir gradualmente esta semana.

“La gente ha estado muy cerca del padre, le han traído alimento, participan en la Misa virtual que transmitimos diariamente a las 17:15 horas (hora local), de hecho hemos notado que han aumentado los seguidores, eso tiene muy contento al padre”.

Al ver esta solidaridad y el amor de la comunidad, el presbítero recuerda una frase de san Óscar Romero: “con este pueblo no cuesta ser pastor”.

“Yo les digo a los fieles que este confinamiento no lo vivan como un encierro, sino como la oportunidad de escuchar a Dios. Yo lo he vivido como un retiro, tenemos que descubrir qué es lo que Dios quiere de nosotros y actuar conforme a Su voluntad”, afirma el párroco.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios