Iglesia en el mundo
rmb

El Papa niega audiencia a enviado de Trump para no influir en elecciones

Fue el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado del Vaticano, quien recibió a su par estadounidense.
El Cardenal Pietro Parolin y el secretario de estado estadounidense, Mike Pompeo. Foto: @SecPompeo
El Cardenal Pietro Parolin y el secretario de estado estadounidense, Mike Pompeo. Foto: @SecPompeo

En un “ambiente de respeto” y “cordial”, el Secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, recibió en audiencia al Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

El Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, informó que durante la reunión se abordaron temas como las relaciones con la República Popular China y los conflictos en regiones como el Cáucaso, el Oriente Medio y el Mediterráneo oriental.


Leer: El Papa Francisco pide no volve a la ‘normalidad’ llena de injusticias

Fue el propio Parolin quien confirmó que el Secretario Pompeo solicitó una audiencia con el Papa Francisco y las razones por las que esta no le fue aceptada.

El Papa ha dicho claramente que personajes políticos no son recibidos durante períodos electorales“, dijo tajante a la agencia italiana de noticias ANSA, el 30 de septiembre, tras ser consultado al asistir a un simposio en Roma.

Estados Unidos se encuentra en periodo electoral, se enfrentan el republicano Donald Trump, quien busca su reelección como presidente, y el demócrata Joe Biden. El día de la elección será el martes 3 de noviembre.

Leer: 4 puntos para entender el acuerdo entre China y el Vaticano

El Vaticano mantiene su acuerdo con China

En los últimos días, Estados Unidos y el Vaticano tuvieron un desencuentro por unas declaraciones del secretario Pompeo, en las que criticaba a la Santa Sede por su posición frente a China.

En un artículo periodístico y una serie de tuits, Pompeo aseguró que la Iglesia Católica arriesgaba su autoridad moral si extendía el acuerdo provisional que mantiene con China para el nombramiento de obispos con el aval del régimen.

Monseñor Parolin habló abiertamente del tema y aseguró que la Santa Sede está decidida a proponer la renovación del acuerdo, todavía en forma provisional, subrayando su carácter genuinamente pastoral –y no político-, con el único fin de que los obispos chinos estén en plena comunión con el Sucesor de Pedro.

De acuerdo con la agencia Zenit, el Secretario de Estado del Vaticano aseguró que la libertad religiosa en China es el objetivo final, pero para ello, llevan a cabo “una política de pequeños pasos”.

“Sabemos que hay muchas resistencias, muchas oposiciones, muchas críticas, lo sabemos y tomamos nota de ello, y no solo lo tomamos en cuenta, porque es un asunto muy delicado, sino que creemos que este es también el camino”.

“Todos estamos de acuerdo en el propósito, todos queremos libertad religiosa. El problema es cómo lograr este camino. Es importante para nosotros dialogar”, finalizó.

 

Con información de Vatican News 

 

 

Comentarios