Iglesia en el mundo

El día en que Juan Pablo II se ‘autobendijo’ por accidente

En su libro “Por qué es santo” el padre Slawomir Order narra este curioso relato sobre la vida del hoy santo.
Juan Pablo II y Alí Agca en prisión.
Juan Pablo II y Alí Agca en prisión.

Dos años y siete meses después de haber sido elegido Sumo Pontífice, el 12 de mayo de 1981, Juan Pablo II quiso hacer una visita al Centro Médico del Vaticano, en la que recorrió las instalaciones y platicó con el personal del nosocomio. Al finalizar dicho recorrido, el doctor Rento Buzzonetti, director del recinto, lo acompañó a la salida, y señalándole una ambulancia nueva que estaba estacionada cerca de ellos, le pidió que bendijera la unidad.

Puedes leer: ¿Juan Pablo II, implicado en un crimen? Un libro tira la falsa versión 

Mientras roseaba el nuevo vehículo con agua bendita, Juan Pablo II dijo: “Bendigo también al primer paciente que usará esta ambulancia”.

Al día siguiente, 13 de mayo, ya instalada la tarde, un individuo turco de nombre Ali Agca disparó un arma contra él mientras se desplazaba por la Plaza de San Pedro en un vehículo abierto, hiriéndole una mano, el brazo y el abdomen. Herido de gravedad, Juan Pablo II fue el primer usuario de la ambulancia que había bendecido.

En aquel entonces Juan Pablo II salvó la vida gracias a la intervención de los doctores, y años más tarde visitó en prisión a Ali Agca, donde le otorgó públicamente el perdón que ya le había dado desde el mismo momento en que reaccionó de la agresión y le fue posible mencionar las primeras palabras.

El atentado de que fue víctima el 13 de mayo de 1981 a manos de Ali Agca modificó de forma radical la percepción que él tenía sobre su misión, pues quedó iluminado por la conciencia de haber recibido de nuevo el don de la vida para poder ofrecerlo a beneficio de la humanidad.

“Para un hombre, y sobre todo para un sacerdote, no hay nada más hermoso y grande que el que Dios se sirva de él”, respondió un día a un colaborador que le preguntó por el sentido de ese dramático suceso. Wojtyla consideraba su herida una “gracia”, toda vez que el sufrimiento que ésta le infligía le permitía dar testimonio de Cristo y evangelizar.

Este y otros interesantes relatos sobre la vida de San Juan Pablo II aparecen en el libro Por qué es santo, escrito por el padre Slawomir Oder y publicado por primera vez en septiembre de 2010, bajo el título original de Por qué es santo. El verdadero Juan Pablo II, recuento del postulador de la causa de beatificación. Hoy se encuentra a la venta en Librerías Gandhi, o puede adquirirse a través de Amazon-México.