Benedicto XVI reaparece en público; se reúne con galardonados

El Papa Emérito reapareció en público para recibir a los galardonados con el Premio Ratzinger en sus ediciones 2020 y 2021.
El Papa Benedicto XVI junto a varios galardonados con el Premio Ratzinger. Foto. Fundación Joseph Ratzinger.

El Papa Emérito Benedicto XVI se reunió con los ganadores del Premio Ratzinger 2021 y también los premiados en 2020 a quienes no había podido recibir debido a la pandemia de covid-19.

En una de las fotografías, difundidas por la Fundación Ratzinger y que fueron tomadas el 13 de noviembre de 2021, el Papa Emérito aparece sentado en medio de los cuatro galardonados: Hanna-Barbara Gerl-Falkovitz y el profesor Ludger Schwienhorst-Schönberger, los premiados de este año, así como al profesor Jean-Luc Marion y la profesora Tracey Rowland, Premios Ratzinger en 2020.

Puedes leer: 4 datos del Papa Emérito Benedicto XVI que seguramente no conocías


También se puede ver al Papa sonriendo, junto al sacerdote jesuita Federico Lombardi, quien fue su portavoz.

Desde su renuncia al papado, las apariciones públicas de Joseph Ratzinger son escasas.

La última fue tomada el 15 de marzo de 2020 y en ella aparece junto a Lorenzo Festicini, presidente del Instituto Nacional Azzuro, y secretario personal, Monseñor George Gänswein.

En la fotografía, se ve al Papa Emérito Benedicto XVI sonriente y en buen estado de salud.

En la fotografía, se ve al Papa Emérito Benedicto XVI sonriente y en buen estado de salud.

Un homenaje a Benedicto XVI

El encargado de entregar los Premios Ratzinger fue el Papa Francisco, quien aprovechó la ocasión para rendir un sentido homenaje a su antecesor, a quien calificó como uno de los grandes “maestros del pensamiento”.

“Entre estos maestros debe contarse un teólogo que supo abrir y alimentar su reflexión y su diálogo cultural hacia todas estas direcciones juntas, porque la fe y la Iglesia viven en nuestro tiempo y son amigas de toda búsqueda de la verdad. Hablo de Joseph Ratzinger”.

“Sentimos que nos acompaña en la oración, manteniendo su mirada constantemente dirigida hacia el horizonte de Dios”.

“Hoy le damos las gracias, en particular, porque fue también un ejemplo de dedicación apasionada al estudio, a la investigación, a la comunicación escrita y oral; y porque siempre unió plena y armoniosamente su investigación cultural con su fe y su servicio a la Iglesia”.

 

Puedes leer: Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco: así eran estos Papas de niños