Iglesia en el mundo

Ante tiroteos, Obispos de Estados Unidos exigen legislación efectiva

Decenas de personas perdieron la vida en múltiples tiroteos este fin de semana.
Los Obispos de Estados Unidos aseguraron que los tiroteos son muestra de la violencia sin sentido. Foto: Vatican Media
Los Obispos de Estados Unidos aseguraron que los tiroteos son muestra de la violencia sin sentido. Foto: Vatican Media

El Arzobispo de San Antonio, Gustavo García-Siller y el Obispo Auxiliar, Michael Boulette, condenaron la “violencia sin sentido” pepretada contra inocentes compradores en un centro comercial en El Paso, Texas, y exigieron “una legislación efectiva que aborde el porqué estos casos de violencia armada”.

Leer: El Papa Francisco pide orar por víctimas de tiroteos en Estados Unidos

Por su parte, el Cardenal Daniel DiNardo, Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), y el Obispo Frank J. Dewane de Venecia, Florida, Presidente del Comité de Justicia Doméstica y Desarrollo Humano de la USCCB, también se pronunciaron ante lo ocurrido, emitiendo una declaración en respuesta al trágico tiroteo, en la que lo tachan de “inhumano” y “sin sentido”.

Además, consideran que algo sigue siendo “malo” en su sociedad, cuando los lugares donde la gente se congrega para participar en las actividades cotidianas de la vida pueden, sin previo aviso, “convertirse en escenas de violencia y desprecio por la vida humana” y aseguran que esta plaga de violencia armada “continúa sin control y se extiende por todo el país”.

Los obispos de la Conferencia así mismo han expresado que “las cosas deben cambiar” y elevaron sus oraciones por todas las víctimas y por la sanación en todas estas comunidades afectadas.

Los tiroteos

Este sábado 3 de agosto, en El Paso, un joven de 21 años disparó dentro de un Walmart, ubicado cerca del centro comercial Cielo Vista, causando la muerte de al menos 20 personas, siete de ellos mexicanos.

Entre la noche de este sábado y el domingo en Dayton, Ohio, un hombre salió a la calle con un rifle matando a 9 personas e hiriendo a otras 16. La masacre llevada a cabo por el homicida, que fue asesinado durante la intervención de las fuerzas policiales y cuyas motivaciones aún se desconocen, tuvo lugar a pocas horas de lo ocurrido en El Paso.

El tercer tiroteo ocurrió en Douglas Park, Chicago, el domingo 4 de agosto. En la madrugada, un sujeto pasó a bordo de un Chevrolet Camaro negro y comenzó a disparar. Siete personas resultaron heridas.

Con información de Vatican News