14 de diciembre: la Iglesia celebra a san Juan de la Cruz

Su fiesta litúrgica es el 14 de diciembre, y sus obras poéticas más conocidas son: La noche oscura del alma, El cántico espiritual, y Llama de amor viva.
San Juan de la Cruz
San Juan de la Cruz

Uno de los grandes poetas místicos españoles y de la literatura castellana es san Juan de la Cruz, quien, al lado de santa Teresa de Ávila, fueron grandes reformistas de la orden carmelita en España.

Canonizado en 1756 por el Papa Benedicto XIII, su obra literaria ha llamado la atención de grandes personalidades, entre ellas, la del Papa Juan Pablo II, quien hizo su tesis doctoral sobre el tema.

Además, desde 1952 es el santo patrono de los poetas, y uno de los 36 doctores de la Iglesia, proclamación que hizo el Papa Pío XI el 24 de agosto de 1926, al darle el sobre nombre de Doctor Mysticus.

San Juan de la Cruz nació en el reino de Castilla en 1542, en el seno de una familia de judíos conversos, y fue bautizado como Juan de Yepes Álvarez. Quedó huérfano de padre a los cuatro años y por la difícil situación económica de la familia se trasladaron a Medina de Ocampo en 1551.

Estudió humanidades con los jesuitas entre 1559 y 1563, y para pagar el colegio trabajó en el Hospital de Nuestra Señora de la Concepción; aprendió retórica y a escribir en latín, y tradujo a Cicerón, Julio César, Virgilio, Ovidio y Horacio.

A los 21 años, ingresó al convento de los Padres Carmelitas y adoptó el nombre de Fray Juan de San Matías; realizó el noviciado en el Convento de Santa Ana; en Salamanca estudió el bachillerato en artes entre 1564 y 1567, y debido a sus habilidades, fue nombrado prefecto.

Regresó a Medina de Ocampo para ser ordenado y para celebrar su primera Misa, y allí conoció a Teresa de Ávila, y se sumó a la causa de la reforma de esta orden carmelita.

Luego volvió a Salamanca, pero decidió acompañar a Santa Teresa quien estaba realizando fundaciones de conventos reformados. Se estableció en Alcalá de Henares como rector del Colegio convento de Carmelitas Descalzos de San Cirilo, pero siguió acompañando a la religiosa en sus fundaciones.

El 3 de diciembre de 1577, San Juan de la Cruz fue apresado y trasladado al convento de los frailes carmelitas no reformados de Toledo, para que se retractara de la reforma que emprendía Teresa de Ávila y de la cual era parte.

Tras su negativa, fue recluido en una prisión conventual por 8 meses. Después viajó a Andalucía.

En junio de 1579 se establece en Baeza donde permanece como rector del Colegio Mayor y allí e permanece hasta 1582; luego va a Granada tras haber sido nombrado Tercer Definidor, y en 1688 es elegido como Primer Definidor.

Tras un nuevo enfrentamiento doctrinal, es destituido de todos sus cargos, y San Juan de la Cruz fallece en el convento de La Peñuela de La Carolina el 14 de diciembre de 1591.

Su fiesta litúrgica es el 14 de diciembre y sus obras poéticas más conocidas son: La noche oscura del alma, El cántico espiritual, y Llama de amor viva.

Compartir




Publicidad