Oración y acción le salvan la vida a un aficionado en un partido de futbol

En el partido entre el Cádiz vs Barcelona un aficionado sufrió un infarto; la heroica reacción de jugadores y aficionados le salvó la vida.
Jeremías Conan Ledesma recibe un desfibrilador para atender al anciano enfermo / Foto: Especial
Jeremías Conan Ledesma recibe un desfibrilador para atender al anciano enfermo / Foto: Especial

El reloj de juego marcaba que habían transcurrido 87 minutos desde el inicio del encuentro entre el Cádiz y el Barcelona, cuyo marcador se encontraba en ese momento 2-0 a favor de la escuadra visitante; sin embargo, las imágenes que se transmitían en las pantallas de televisión mostraban al jugador del cuadro catalán Ronald Araújo, arrodillado en el pasto, con la cabeza agachada, con las manos extendidas hacia Dios y orando con toda su devoción por la recuperación de un aficionado de 68 años que en ese momento sufría de un ataque cardiaco en la gradas del Estadio Nuevo Mirandilla.

Ronald Araujo, defensa del Barcelona, ora por el aficionado que sufrió un infarto / Foto: Especial

Ronald Araújo, defensa del Barcelona, ora por el aficionado que sufrió un infarto / Foto: Especial

La escena -que se presentó el sábado 10 de septiembre de 2022- no pasó desapercibida para los miles de televidentes que seguían el partido, que desde el minuto 81 se encontraba suspendido.

Te puede interesar: El ‘buen samaritano’ cobró vida en una carrera de la Fórmula 1

La alerta que se generó en el graderío ocasionó la reacción inmediata de los servicios médicos del inmueble, así como la del arquero del equipo local, el argentino Jermías Conan Ledesma, a quien se le vio correr desde la zona de bancas y atravesar el campo para entregar un desfibrilador para socorrer al espectador que se debatía entre la vida y la muerte, ante la incertidumbre de los presentes.

Debido a las labores médicas que se realizaban para salvar la vida del afectado, ahora los jugadores y cuerpos técnicos de los dos equipos se convirtieron en aficionados, y sus miradas incrédulas y de preocupación se fijaban sobre la grada, pretendiendo ver lo que ahí ocurría.

Las tomas de televisión recorrieron los semblantes y las reacciones de cada uno de los protagonistas.

El jugador de Dios

La actitud del arquero del Cádiz, Jermías Conan Ledesma, y del defensa del Barcelona, Ronald Araújo, fue algo de lo que más llamó la ateción.

Aarújo, en particular, fue fiel a sus creencias religiosas y no dudó en arrodillarse para implorarle a Dios por la pronta recuperación de la persona que, cuando estaban jugándose los minutos finales del encuentro, cayó desvanecida ante la angustia de su hija y de su sobrino.

Te puede interesar: ¡Felices 100 años! Con visita, el futbolista Gignac festeja a una abuela

Araújo, defensa central de origen uruguayo, es un fiel devoto y en su cuenta de Twitter, @RonalAraujo_4, se pueden ver constantes referencias y menciones a Dios, además de que algunos de sus mensajes los acompaña de salmos y citas bíblicas.

Incluso, la imagen de inicio de su perfil en dicha red social muestra una fotografía del jugador de espaldas, mostrando su apellido y el número 4, acompañada de una cita de San Pablo: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

Su fervor religioso es palpable, y muestra de ello es que un día después del juego, el domingo 11 de septiembre, el zaguero integrante de la Selección de Uruguay subió un mensaje en su red social enviándole bendiciones al aficionado:

“Quiero mandar mucha fuerza y bendiciones al aficionado del @Cadiz_CF de ayer. Lo primero siempre es la salud y todos deseamos que se recupere pronto”.

La primera ocasión en que Ronald Araujo manifestó de manera abierta sus creencias religiosas en un juego de fútbol, fue el 20 de diciembre de 2020 luego de anotar su primer gol como jugador del Barcelona al Valencia. Luego de celebrar con sus compañeros de equipo, dedicó su anotación a Dios enseñó una camiseta blanca con la frase: “¡La gloria es de Dios!”.

¿Qué sucedió con el aficionado?

Luego de cerca de 45 minutos de angustia y gracias a la oportuna intervención de los médicos del Estadio y de un cardiólogo que se encontraba en la tribuna, se logró reanimar al aficionado y estabilizarlo para trasladarlo en ambulancia al Hospital Puerta del Mar de Cádiz.

De acuerdo con los últimos informes médicos, el hombre permanecía hospitalizado en la Unidad de Cuidados Intensivos con un diagnóstico de estable dentro de la gravedad.

Te puede interesar: Sadio Mané, el futbolista rico que prefiere vivir como pobre

En las labores para atender al aficionado participaron el personal médico del Estadio, elementos de la Cruz Roja, el médico de urgencias Fernando Arévalo, un cardiólogo del Hospital Universitario Puerta del Mar y un enfermero, estos tres últimos aficionados del Cádiz que se encontraban viendo el juego.

Compartir