‘Monsi’, el muñequito monaguillo que fascina a niños… y no tan niños

Durante más de dos décadas, el padre Carlos Cardona ha dado voz a este evangelizador.
El Cardenal Aguiar con 'Monsi' el muñeco que fascina a los niños hablándoles de Jesús.
El Cardenal Aguiar con 'Monsi' el muñeco que fascina a los niños hablándoles de Jesús.

Desde hace más de dos décadas, ‘Monsi’ ha transmitido con alegría la Palabra de Dios a todos los niños que la vida pone en su camino, sin desperdiciar oportunidades para acercarse a ellos y hablarles sobre el gran amor de Jesús.

Puedes leer: Venerar, respetar y proteger a niñas y niños

Pero sobre todo, ‘Monsi’ suele hablar de la grandeza del Señor a su propio ‘manager’, el padre Carlos Cardona, párroco de San Judas Tadeo (Interlomas), quien ha vivido maravillosas experiencias a lo largo de 22 años, siendo la voz del muñequito en el altar o en escenarios adonde Jesús quiere llevarlo.


Los inicios de ‘Monsi’

El padre Carlos Cardona platica que fue en 1999 cuando ‘Monsi’ se reveló como un gran evangelizador, fascinando desde su primera Misa a todos los niños presentes. Y desde entonces las Misas de niños de su parroquia comenzaron a llenarse de pequeños… y de no tan pequeños.

Antes de contar con ‘Monsi’, el padre Carlos había estado pensando en algunas dinámicas para atraer a Misa a los niños, pues estaba recién ordenado y tenía esa difícil encomienda por parte de su entonces párroco, monseñor Miguel Ángel Corona.

Padre Carlos Cardona, párroco de San Judas Tadeo (Interlomas), quien da voz a ‘Monsi’.

“‘Necesito que llenes la Misa de niños -me dijo-, yo no sé cómo le vayas a hacer’. Y pues yo francamente tampoco tenía idea. Fue entonces que unos magos que salían mucho en la televisión, Rolando, Krotani y Ari Sandi, me regalaron un muñequito de ventrílocuo. Se me ocurrió que lo podía vestir de monaguillo y hacerlo hablar en Misa”.

Monseñor Corona le preguntó si tenía habilidades de ventrílocuo, y naturalmente la respuesta era que no; sin embargo, ya tenía el plan: armaría un escenario donde el muñeco pudiera aparecer manipulado por alguien desde atrás, y contestar las preguntas que él le fuera haciendo. Ahora sólo quedaba encontrar a la persona que quisiera encargarse de mover y darle voz al muñeco.

“¡Ah, pues yo lo hago!”, fue la respuesta de monseñor Corona, platica entre risas el padre Carlos, quien no daba crédito a que se estuviera ofreciendo para tal tarea, sobre todo porque eso implicaba falsear la voz, hacerla aguda como de niño, siendo que la de monseñor era una voz muy grave y profunda. Pero ya que él mismo se había ofrecido, le tomó la palabra.

“Cuando llegó el momento, el muñeco aún no tenía nombre. Empezó entonces la Misa, y yo daba por hecho que monseñor tenía asumido que había que falsear la voz. Monseñor salió, pues, manejando al muñeco, y me dice con su vocesota: ‘¡Buenas tardes, Carlitos!’. Yo no pude más que decir: ‘Monsi, ¿cómo está?’… Y de ahí surgió el nombre”.

‘Monsi’, la fascinación de los niños  

En adelante, fue el propio padre Carlos quien comenzó a darle voz a ‘Monsi’, y pronto se dio cuenta de la fascinación que el muñequito causaba en los niños. “Siempre ocurre algo que no deja de impresionarme -señala-: en cuanto los niños ven al muñeco, desaparece totalmente el sacerdote. Ellos conectan inmediatamente con ‘Monsi’”.

El padre Carlos ya se ha acostumbrado a que ‘Monsi’ lo haga a un lado, tanto así que alguna vez la National Public Radio de Estados Unidos le hizo una entrevista a ‘Monsi’ y no a él.

‘Monsi’ tiene numerosos videos en YouTube dirigidos a los niños.

“Y ahora, con lo de la pandemia -señala-, desde otros países han estado viendo las transmisiones de nuestras Misas, y próximamente va a venir una niña de Arkansas, Estados Unidos; sus papás me escribieron para decirme que ella quiere hacer su Primera Comunión con ‘Monsi’, y pues ya la tendremos por aquí”.

Recientemente también le sucedió algo muy grato con otra niña, quien participó de la Misa usando una coronita. “Yo la vi, la llamé y me dijo que era su cumpleaños. Después sus familiares me escribieron un mensaje en el que me decían que estaban felices porque la pequeña les había pedido celebrar su cumpleaños con ‘Monsi’”.

También hay personas que le hablan al padre Carlos para que les haga un video de ‘Monsi’ dirigido a sus hijos, cuando éstos no quieren obedecer; y él procura, en la medida en que el tiempo se lo permite, dar respuesta a la petición. “Por ejemplo, les envío un breve mensaje personalizado a través de ‘Monsi’ sobre por qué es bueno hacer la tarea”.

‘Monsi’ y el Cardenal Carlos Aguiar

El padre Carlos Cardona recuerda con especial cariño aquellas Misas para niños en que el hoy Arzobispo de México, Cardenal Carlos Aguiar Retes -entonces al frente de la Arquidiócesis de Tlalnepantla-, se ponía a platicar con ‘Monsi’. “Me era sumamente grato ver al Cardenal Aguiar, quien para mí siempre ha sido el ‘señor formalidad’ hablando con el muñequito, con todo y la seriedad que le caracteriza”.

Alguna vez también el Cardenal Aguiar -a quien por cierto, ‘Monsi’ ya entrevistó como todo un periodista-, le encargó la organización de una Misa para 400 niños en un gran kínder; y todos los pequeños estuvieron muy atentos a la homilía, que fue dirigida por ‘Monsi’ y el Señor Cardenal.

‘Monsi’, el padre Carlos Cardona y el Cardenal Carlos Aguiar Retes.

Para los no tan niños

Siempre que piensa en lo que el ‘Monsi’ va a decir a los niños, el padre Carlos imagina que se estará dirigiendo a pequeños que ni siquiera han ido al Catecismo, a chiquitos de 4, 5 o 6 años. Sin embargo, a veces su público escapa por mucho a esas edades.

“Actualmente, por ejemplo -cuenta el padre Carlos-, hay un señor de edad muy avanzada que está gravemente enfermo. Es papá de un sacerdote. Este señor ha sido ya hospitalizado, y lo que pide en el hospital es poder ver videos de ‘Monsi’”.

Figura de ‘Monsi’ elaborada en cerámica.

Cabe señalar que siempre que el padre Carlos sale de viaje, carga con ‘Monsi’ por si se llegara a utilizar; y si su traslado es en avión se lo lleva en la mano, jamás lo mete en la maleta para que no lo vayan a dañar con algún maltrato. Pero por sí solo resulta tan simpático, que ha ocurrido que, desde la cabina, el piloto o las azafatas le mandan saludos al muñequito.

Finalmente, el padre Carlos señala que hay fieles, e incluso sacerdotes, que manifiestan con severidad su desacuerdo con el uso de un muñequito en Misa, pese a que el Directorio Litúrgico para las Misas con Participación de Niños contempla formas ampliadas de la celebración, en la que su uso ajusta totalmente, en tanto instrumento de evangelización.

“Así que no vamos a dejar de hacerlo -enfatiza-, porque de una cosa estoy seguro: donde el niño quiere ir a Misa, va toda la familia. Y no al revés”.

Para ver más videos de Monsi ingresa a su YouTube: Monsi el Monaguillo 

Entrevista de ‘Monsi’ al Cardenal Carlos Aguiar Retes.

 

Puedes leer: ¿Videos para niños que hablen de fe? Conoce ‘La Casita Sobre la Roca’

Comentarios