Las Patronas: 26 años de ayuda al migrante por amor a Jesús

Durante el foro “Elecciones bajo la mirada de la fe”, Norma Romero, dirigente de las Patronas, explicó el drama que viven los migrantes.
Las Patronas ayudan caritativamente a los migrantes que viajan por el tren conocido como "La Bestia".
Las Patronas ayudan caritativamente a los migrantes que viajan por el tren conocido como "La Bestia".

Desde 1995, las Patronas, un grupo de voluntarias de la comunidad de Amatlán de los Reyes, Veracruz, asisten caritativamente a los migrantes que, en su afán de llegar a Estados Unidos, viajan a bordo del tren conocido como “La Bestia”. Este grupo comúnmente les lanzan víveres desde la orilla del camino.

Puedes leer: No ver a migrantes en clave de “los otros”; sino como parte de nosotros

No reciben ayuda del gobierno ni son patrocinadas por ningún partido político, tampoco devengan un salario por parte de ninguna organización; y por si fuera poco, debido a la labor que realizan, con frecuencia son criticadas, incluso por los propios miembros de su propia comunidad.


¿Por qué, entonces, después de 26 años, Las Patronas siguen firmes en ofrecer ayuda y asistencia a personas que no conocen, sin que nada ni nadie las haga claudicar? Norma Romero, líder de este grupo de voluntarias dio respuesta a esta pregunta durante el foro “Elecciones bajo la mirada de la fe”, realizado por la revista Desde la fe con el respaldo de la CEM y de otras diócesis del país.

Norma Romero, líder de Las Patronas (organización que ayuda a migrantes).

Norma Romero, líder de Las Patronas (organización que ayuda a migrantes).

Nuestro trabajo tiene que ver únicamente con la fe. Porque si en nosotras hay fe, hay amor, y porque si hay amor, está Dios. Él clama. Él llama. Y a nosotras nos ha llamado a servirle. Nosotras jamás habríamos imaginado que con un lunch o una botellita de agua íbamos a poder cambiar la vida de los migrantes, y más aún, también nuestra propia vida”, aseguró Norma Romero.

Así iniciaron su loable labor

Platica que tanto ella como sus hermanas y hermanos aprendieron de sus padres a ir a Misa y dar gracias a Dios por los bienes recibidos; pero su inclinación por compartirlos con quienes menos tienen nació en ellas desde la primera vez que lanzaron comida a unas personas que venían hambrientas a bordo de La Bestia.

“Y es que uno vive tan en su mundito, que no se da cuenta de lo que pasa afuera; uno no se pregunta qué ocurre con la gente del país hermano. Así que en aquel instante comenzamos a preguntarnos por qué había juventudes, familias completas, que tomaban la decisión de dejar sus casas, sus cosas, sus raíces, sus costumbres, e irse a vivir a otro lugar”.

Te puede interesar: Obispos de México y EU piden respetar derechos de niños migrantes

Así, desde 1995, Norma y su familia comenzaron a hacerse cercanos a los migrantes con acciones caritativas, a convivir con ellos más de cerca y a enterarse de las difíciles realidades que viven tanto los migrantes centroamericanos como los nacionales: pobreza extrema, violencia, persecución, falta de oportunidades y otros fenómenos sociales que los llevan a emigrar.

Las Patronas realizan su labor sin patrocinio del gobierno ni de partidos políticos.

Las Patronas realizan su labor sin patrocinio del gobierno ni de partidos políticos.

Las Patronas, una labor conferida por Jesús

Pero su empeño en brindar ayuda -señala Norma-, no nació nomás porque se les antojó. “Jesús se nos manifestó a través de una hermosísima experiencia en las vías, cuando vimos un Cristo Negro. Y posteriormente hubo muchos signos que nos ayudaron a entender lo que Él nos pedía que hiciéramos: ver por nuestro hermano migrante, por nuestro prójimo, por aquel que hoy es crucificado, lastimado en su dignidad”.

Así, para Norma Romero la labor no se trata de un proyecto del ser humano, sino una obra que Dios puso en sus manos, y por eso la cuidan tratando de llevarla a cabo lo mejor posible, con lo cual han logrado sumar a muchísima gente de gran corazón.

“Los migrantes que cruzan la puerta de nuestro albergue, ya son parte de nuestra familia; lo son desde que nos duele ver cómo llegan: lastimados, abusados, agredidos, asaltados en el camino”.

Leer: CEM alerta sobre un complicado momento para los migrantes

En el albergue también reciben a muchas personas que se ofrecen como voluntarias, especialmente estudiantes que, tras vivir la bellísima experiencia de ayudar al necesitado, se dedican a difundir la obra, con lo cual se ha podido hacer más grande.

Para Norma, más allá de que la gente decida ejercer o no su voto en las próximas elecciones, tiene una fuerte convicción: “No existe gobierno que pueda cambiar la situación de los hermanos migrantes; es decir, el cambio debe ser a nivel personal, y el único con el poder de transformarnos es Dios. Sólo el día en que nosotros cambiemos, el país cambiará”.

Las Patronas ayudan a los migrantes desde hace 26 años.

Las Patronas ayudan a los migrantes desde hace 26 años.

Continúa participando de “Elecciones bajo la mirada de la fe”

Participa en los siguientes foros que se realizarán los días jueves 20 y 27 de mayo.

Todos se transmitirán por las redes sociales de Desde la fe, la Arquidiócesis Primada de México, la Conferencia del Episcopado Mexicano, la Universidad Pontificia de México, Arquimedios de Guadalajara, el Canal Digital Arquidiocesano de Monterrey, y El Observador de la Actualidad, además de otras páginas aliadas.

Comentarios