¿Récord de Bautismos? En 50 años este es el número que ha celebrado

El sacerdote mexicano José Rodríguez recibió un reconocimiento por su labor en el Hospital Español de la Ciudad de México.
Padre José, Capellán del Hospital Español de la Ciudad de México. Foto: Gustavo A.
Padre José, Capellán del Hospital Español de la Ciudad de México. Foto: Gustavo A.

En el Hospital Español de la Ciudad de México todo parece hecho a gran escala: tiene un asilo espacioso, una plantilla laboral de más de 3 mil empleados, una imponente capilla dedicada al Sagrado Corazón de Jesús, decorada con imágenes monumentales y hasta es hogar de cientos de gatos que han sido rescatados. Pero la obra más grande, la más sorprendente, es la que ha realizado su capellán, el padre José Rodríguez Gutiérrez, de la Orden de los Sagrados Corazones, quien en mayo pasado cumplió 50 años de atención pastoral a pacientes, a sus familiares y a los empleados del lugar.

Puedes leer: Era una recién nacida cuando la dejaron en la casa hogar que hoy dirige

El padre José Rodríguez fue objeto de un homenaje por el medio siglo de servicio como capellán, acercando a los residentes del asilo la ternura de Dios. Pero también por el número de Bautismos y Primeras Comuniones que ha celebrado desde su llegada al Hospital Español, y del cual se tiene registro. Tan solo de bautismos ha realizado 28 mil 169.




Hospital Español de la Ciudad de México.

El padre José, en compañía de Mons. Carlos Enrique Samaniego y del padre Luis Guzmán, párroco de San Agustín (Polanco). Foto Ricardo Cervantes.

¿Quién es el padre José?

Querido y admirado hoy por toda la Comunidad del Hospital Español, el padre José nació en Osorno, una pequeña población de Palencia (España) el 15 de enero de 1933. De manera que hoy cuenta con 89 años, 64 de los cuales ha vivido en México.

A su llegada a nuestro país, se desempeñó como capellán en el Estadio Azteca, a la vez que brindaba atención pastoral a mujeres privadas de su libertad. Pero al tiempo descubriría que su verdadera pasión era el acompañamiento a los enfermos:

Ocurrió que cierto día del año 1972, mientras él se hallaba en el Seminario de Chalco, las religiosas que atendían el Hospital Español le pidieron que celebrara una Misa, puesto que el entonces capellán había enfermado. Así lo hizo, y justo cuando se retiraba, las religiosas lo alcanzaron en la parada del camión y le pidieron que esperara, puesto que en ese momento llegaba una ambulancia en la que venía gravemente enfermo don Pablo Diez, filántropo y entusiasta promotor de la causa de beatificación de Isabel la Católica.

El padre José brindó entonces la atención espiritual a don Pablo Diez, y las religiosas lo invitaron a permanecer unos días ahí. Él pidió pidió permiso a su provincial para quedarse, y ese “unos días” se ha prolongado por 5o años. Ya jamás quiso dejar ese lugar, se quedó para siempre en ese hospital que desde ese mismo día se convirtió en su hogar.

Monseñor Carlos Samaniego, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de México.

El padre José es ayudado a subir una escalinata por Mons. Carlos Samaniego, durante la visita que el Obispo Auxiliar hizo al Hospital Español. Foto: Ricardo Cervantes.

Cifra impresionante de Bautismos

Durante las cinco décadas que lleva como capellán del Hospital Español, el padre José ha celebrado 28 mil 169 Bautismos y 600 Primeras Comuniones, pero humilde como suele ser él, asegura que se debe a que “en 50 años se pueden hacer muchas cosas”.

En días pasados, el padre José  dio un recorrido por el Asilo del Hospital a Mons. Carlos Samaniego, quien acudió de Visita Pastoral a la cercana Parroquia San Agustín (Polanco), a cargo del padre Luis Guzmán. El sacerdote de 89 años dio un breve discurso ante los residentes del Asilo, quienes aplaudieron sus palabras, pero sobre todo su incansable labor con ellos.

“De los que bautizo ahora -dijo el padre José-, al papá o al padrino también los bauticé; y si no, pues los casé. Han pasado 50 años, espero en Dios haberlos aprovechado para bien”.

El padre José concluyó su discurso frente a los residentes diciendo lo siguiente: “Yo no sé los años que Dios todavía me dé de vida; pero los que me dé, les prometo que los voy a usar en bien del Hospital, porque este Hospital lo llevo siempre muy dentro de mí”.

Aquí puedes ver su discurso con motivo de sus 50 años como capellán del Hospital Español:

 

 

Puedes leer: Decidida a quitarse la vida, pidió a Dios una señal para no hacerlo