Paragraph

SUSCRIBIRSE

¿Qué opina de Dios el ganador del Premio Nobel de Literatura 2023?

POR  Jorge Reyes
12 octubre, 2023
¿Qué opina de Dios el ganador del Premio Nobel de Literatura 2023?
Esto es lo que opina de Dios el Premio Nobel de Literatura 2023. Foto Especial.

Jos Fosse, el nuevo Premio Nobel de Literatura, es un escritor nacido en Noruega y convertido al catolicismo. En diferentes momentos ha hablado de Dios. ¿Quieres saber lo que opina de Dios? Sigue leyendo.

El recién designado Premio Nobel de Literatura 2023, Jos Fosse, es un escritor, traductor y dramaturgo noruego que ha publicado más de 40 obras, traducidas a más de 50 idiomas, que incluyen cuentos, poesías, novelas, libros infantiles, ensayos y teatro, pero lo más importante de todo esto es que es un hombre católico que tiene una fe muy grande en Dios.

Premiado “por su prosa innovadora y por dar voz a lo que no se puede decir”, el nuevo Premio Nobel de Literatura, de 64 años, se convirtió al catolicismo en 2012, luego de sufrir de alcoholismo y de haber bebido durante dos meses de manera continua en su última etapa, hasta llegar al colapso, por lo que decidió dejar de tomar y dejarse abrazar por Dios.

Así, después de llevar una vida inmersa en medio del alcohol, de ideologías comunistas y anarquistas, la conversión al catolicismo marcó un punto de inflexión en la vida de Jos Fosse: “Fue una transformación. Tomé las riendas y cambió el curso del barco”.

¿Qué es lo que opina sobre Dios el Premio Nobel de Literatura Jos Fosse?

En una entrevista, Jos Fosse, el escritor noruego galardonado esta semana con el Premio Nobel de Literatura 2023, dejó en claro su opinión sobre Dios:

“Si eres un verdadero creyente, no crees solo en dogmas o instituciones. Si Dios es una realidad, crees a otro nivel. Eso no significa que los dogmas y las instituciones religiosas no sean necesarias. Si el misterio de la fe ha sobrevivido durante dos mil años, es gracias a que la Iglesia se ha convertido en una institución”.

De la misma manera, el Premio Nobel de Literatura, que nació en 1959 en Haugesund, en la costa occidental de Noruega, reconoció que en él ha obrado la gracia de Dios, que ha sido un elemento muy importante en su vida, y ésta le permitió ser un escritor.

“Cuando logro escribir algo, lo veo como un gran regalo, como una especie de gracia. Saber escribir y escribir bien, eso es gracia. Creo que quizás la vida en sí misma puede ser una especie de gracia”.



“Este mundo caído es una especie de don, pero luego todo se vuelve demasiado paradójico” -añadió en otra entrevista Fosse- “a veces me siento tan lleno de contradicciones que no sé cómo logro permanecer unido, ser uno. Estoy seguro de que Dios está presente todo el tiempo, aunque a veces no lo sienta”.

Así se acercó el Premio Nobel de Literatura al catolicismo

El Premio Nobel de Literatura reconoció que el primer acercamiento con Dios y la religión fue a través de un católico muy importante en su vida, el teólogo dominico medieval Eckhart, cuyos textos empezó a leer en los años de 1980.

“Empecé a leer a Eckhart a mediados de los años 1980. Fue una gran experiencia. Lo leí mucho después de terminar la universidad, junto con Martin Heidegger. Sentí que era como Heidegger, pero de una manera mucho más profunda. Eckhart es el escritor que más me ha influido”.

Señaló que a partir de eso empezó “a creer en Dios, pero al igual que Eckhart, no tenía dogmas”, y ante la necesidad de compartir esa forma de creer con alguien más, acudió a los cuáqueros, “pero, tiempo después, dejé de ir”.

“Durante años fui un simple escritor y no tenía a nadie con quien compartir mis creencias. A mediados de los 80 fui a Misa a una iglesia católica en Bjørgvin y me gustó, hasta el punto de que comencé a asistir a un curso para hacerme católico. Muchos años después decidí entrar en la Iglesia Católica. No podría haberlo hecho si no fuera por el maestro Eckhart y por su forma de ser católico y místico a la vez”.

“Tuve una especie de giro religioso en mi vida que tuvo que ver con entrar en lo desconocido” -reconoció el Premio Nobel de Literatura al referirse a la presencia de Dios- “yo era ateo, pero no me podía explicar lo que pasaba cuando escribía. Siempre puedes explicar el cerebro de una manera científica, pero no puedes captar en qué consiste esa luz o ese espíritu”.

¿Cuál fue la experiencia mística y espiritual que negaba y que marcó su vida?

“Este lado místico tiene que ver con cuando tenía siete años y estaba a punto de morir. Fue un accidente. Me vi desde fuera, en una especie de luz resplandeciente, en paz, en un estado muy feliz, y estoy seguro de que ese accidente, ese momento, esa experiencia cercana a la muerte me formó como escritor. Sin eso, dudo que hubiera sido uno. Es fundamental para mí.

“Esta experiencia me abrió los ojos a la dimensión espiritual de la vida, pero siendo marxista, traté de negarlo lo más que pude. Lo que cambió mi opinión es mi propia escritura. Cuanto mayor me hacía, más sentía la necesidad de compartir mis creencias con los demás. Lo sentí de una manera buena y pacífica en la Misa católica”.





Autor

Lic. en Periodismo y Comunicación Colectiva por la UNAM, con una trayectoria de casi 30 años como periodista, en Reforma, El Centro y Notimex, y funcionario de comunicación social en dependencias de gobierno y legislativas. 

Tik Tok

Tik Tok
Tik Tok
Tik Tok

NEWSLETTER

Recibe nuestro boletín semanal