Viaje apostólico a Madagascar. Foto: L'Osservatore Romano
22 septiembre, 2019

Una nueva guía para celebrar el «Tiempo de la Creación»

La naturaleza en la liturgia.

Las condiciones meteorológicas generalmente suaves durante el mes de septiembre, mes elegido desde hace años por las confesiones cristianas para celebrar el «Tiempo de la Creación» (período durante el cual se invita a todos a vivir la fe y a cuidar de la naturaleza), permiten organizar un encuentro de oración al aire libre, además de otras iniciativas que buscan integrar el medio ambiente en las celebraciones litúrgicas. Esta propuesta, junto con unas pautas concretas para llevarla a cabo, se encuentra en la Guía para la celebración del Tiempo de la Creación 2019, disponible en línea en diversos idiomas gracias al Comité directivo del Tiempo de la Creación. «Para celebrar plenamente la creación de Dios», según los autores, «sería apropiado, si es posible, llevar nuestra alabanza al exterior, al contexto de la creación de Dios, que elocuentemente alaba al Señor como toda criatura. Incluso las montañas, los ríos y los árboles alaban al Señor simplemente siendo aquello para lo que fueron creados».

La guía indica, ante todo, y en función del estilo de la celebración y del tiempo, que es necesario evaluar si se organiza un encuentro informal o una breve eucaristía. Para el ofertorio, se puede pedir a adultos y niños que recojan elementos de la naturaleza y que los lleven al altar como «frutos de la tierra u obras de la mano del hombre» junto al pan y el vino.

También se nos invita a «un momento de silencio para escuchar y unirse al canto de alabanza a la creación», «un lamento por nuestro abuso de la creación, y un momento destinado a escuchar su gemido (cf. Romanos 8, 22) en la confesión».


Consulta la Edición Digital

Notas relacionadas

2019-11-03 00:26:53

Los grabados que impresionaron a Yourcenar

2019-09-08 00:00:36

Acciones urgentes para afrontar la emergencia climática