Formación

La santidad y la mujer

Carlos Villa Roiz

Este 8 de marzo de festeja el Día Internacional de la Mujer, tema relevante para la Iglesia y en el que las mujeres han hecho aportaciones notables, tanto en el campo de la teología así como en el ejemplo de vida y santidad.

Hay santas de distintas épocas y de la talla de Santa Catalina de Siena, Santa Elena, Santa Brígida, Teresa de Ávila y Teresa de Jesús, Juana de Arco, Rita de Casia, Teresa de Calcuta, por citar a unas cuantas y que son baluartes para la Iglesia. La primera de todas, por supuesto es la Virgen María, Madre de los Apóstoles y Madre de la Iglesia.

México también ha aportado ejemplos de santidad como es el caso de María de Jesús sacramentado Venegas, la primera mujer mexicana elevada a los altares; Santa María Natividad de Jesús Sacramentado, cariñosamente llamada “La Madre Nati”; la beata nayarita María Inés Teresa Arias; y la beata María Vicenta de Santa Dorotea Chávez Orozco.

Cuatro mujeres en total que vivieron en los siglos XIX y XX, a las que al parecer, próximamente se sumara Conchita Armida, una mujer laica, madre de 9 hijos, mística, teóloga y cofundadora de una Orden sacerdotal: los Misioneros del Espíritu Santo que tienen presencia en varios países.

Nuestras cuatro santas y beatas fueron religiosas, pero tres se dedicaron profesionalmente a la enfermería: santa María de Jesús Sacramentado Venegas, María Guadalupe García Zavala  y la beata Dorotea Chávez. A pesar de que les tocó vivir momentos difíciles para la Iglesia mexicana, como fue el caso de la Revolución y de la Guerra Cristera, fueron fundadoras y cofundadoras de congregaciones religiosas, cuyos carismas giraban en torno a la medicina y la atención de los enfermos, y son un ejemplo para las más de las 300 mil personas que se dedican a la enfermería en México.

Hay otras mujeres en vuestro país que son Venerables y Siervas de Dios y cuyos procesos de canonización se siguen en distintas diócesis, entre ellas, están  María Francisca Cinta (1909-1988), María Luisa Godeau Leal (1874-1956); María Rosa de la Torre Guerrero (1880-1958); Humilde Patlan Sánchez del Niño Jesús (1895-1970); María Angélica Álvarez Icasa (1887-1977) y Ana María Gómez Campos, entre otras.

El Día Internacional de la Mujer, este año, ha querido celebrarlo en Papa Francisco con una cena homenaje a la que invitó a 40 mujeres de las 700 que trabajan en el Vaticano, así como  a otras personalidades femeninas, en el marco de la Asamblea Plenaria para América Latina, CAL, que en estas fechas se realiza en Roma, y para el cual, el Santo Padre seleccionó el tema; La mujer, un pilar en la construcción de la Iglesia en América Latina.