Escuela para padres

¿Tus hijos se pelean mucho? Sigue estos consejos para evitarlo

Los padres están llamados a ser los grandes mediadores en las relaciones fraternales.
¿Tus hijos pelean demasiado?
¿Tus hijos pelean demasiado?

Las peleas y discusiones entre hermanos no sólo son normales, también pueden ser una gran oportunidad para formar a nuestros hijos en valores como el respeto, la tolerancia y la justicia, aseguró Aída Gatica, orientadora familiar con especialidad en manejo de crisis, y colaboradora de Cenyeliztli.

En entrevista con Desde la fe, explicó que lo importante es que los padres no se conviertan en árbitros ni tomen parte en estas discusiones. Al contrario, deben mantenerse neutrales y siempre propiciar el diálogo y la reconciliación entre ellos, además de corregirlos cuando es necesario, siempre y cuando hayan escuchado la versión de ambos.

Leer: 10 fallas que desmoronan un matrimonio

“Obviamente –agregó- hay de peleas a peleas, pero que el papá o la mamá se vuelvan réferis no es formativo y tampoco es un buen ejemplo para los hijos. En lugar de eso, hay que escuchar a cada uno, que digan lo que sienten y si les pareció o no les pareció justo. Si tú los escuchas no generarás diferencias peores que ya no son normales”.

¿Cuándo estas peleas dejan de ser normales? De acuerdo con la especialista, los papás deben estar atentos para evitar que las discusiones fraternales se tornen violentas o agresivas; o que los hermanos busquen evitar la convivencia entre ellos.

El papel de los padres es fundamental en la mediación de la relación entre hermanos, agregó, y parte de su responsabilidad es evitar favoritismos o juzgar previo a escuchar a las partes.

“Si en lugar de conciliar nos convertimos en réferis o juzgamos a alguno de los dos sin escuchar lo que pasó, todo esto empieza a complicarse. Entonces es importante que los papás estemos muy alerta”, puntualizó.

Sin embargo, agregó Aída Gatica, de poco servirá propiciar la conciliación si los papás no dan el ejemplo en sus propias relaciones familiares y personales.

Leer: 7 valores que solo se aprenden en familia

“Si ven que nos peleamos muy feo con nuestro esposo, con nuestros hermanos y hermanas, o que somos injustos ¿cómo podemos dar un consejo a nuestros hijos?”, comentó la especialista.

Hay que enseñarles a ser justos siendo justos nosotros mismos. Hay que recordar que la mejor forma de enseñar a los hijos es con el ejemplo”.