Escuela para padres

¿Qué hacer ante la depresión posparto?

Es un trastorno del estado de ánimo que afecta a una de cada seis mamás; requiere atención psicológica.
Antecedentes de depresión o problemas en el embarazo son algunos de los factores de riesgo.
Antecedentes de depresión o problemas en el embarazo son algunos de los factores de riesgo.

Es normal que las madres sientan tristeza después del parto e incertidumbre sobre los cuidados que requiere su bebé, sobre todo si son primerizas, sin embargo, es importante distinguir que si esta tristeza y ansiedad se prolonga más de dos semanas y afecta la capacidad de cuidar de sí mismas o de su bebé entonces puede tratarse de depresión posparto.  

“Las causas son múltiples, puede ser que la mujer ya tenga depresión y no la había detectado, esto aunado a que, al momento de dar a luz, hay un cambio hormonal fuerte”, explica la psicoterapeuta María Esther Cardoso, del Instituto para la Rehabilitación de la Mujer y la Familia, A.C.

“Lo recomendable es que asistan con un psicólogo o psiquiatra, pues este trastorno, si se deja pasar, puede deteriorar la relación de pareja, con los hijos e incluso con la familia, pues las mujeres tienden a aislarse, estar irritables y, en muchos casos, pueden dejar de lado a su bebé”, explicó la también especialista en atención en pérdidas gestacionales.

Leer: ¿Cómo ayudar a alguien con depresión?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión posparto es un trastorno mental que afecta a una de cada seis mujeres en el mundo, y de acuerdo con Cardoso, se calcula que en México la padecen de 10% a 15% de las mujeres que dan a luz.

Factores de riesgo para padecerla pueden ser que la persona tenga antecedentes de depresión o situaciones estresantes durante el embarazo. No es una situación que las mujeres elijan, explica, es una complicación del embarazo que requiere atención psicológica, médica y apoyo de la familia para superarse.

¿Depresión posparto? Reconócela

  • Baby blues. Es la tristeza normal que se presenta tres o cuatro días luego del parto, y desaparece sola.
  • Tristeza prolongada. Si la tristeza dura por más de 15 días puede ser depresión posparto.
  • Síntomas: Culpa, junto con llanto incontrolable, aislamiento, insomnio e irritabilidad.
  • Requiere: Diagnóstico médico, terapia y apoyo con medicamentos.