OnlyFans, ¿cómo protejo a mis hijos ante la nueva forma de pornografía?

Una terapeuta habla de esta plataforma de venta de contenido sexual en internet y los riesgos de estar en ella.
OnlyFans es un servicio de suscripción de contenido sexual donde mujeres y hombres venden sus fotos y videos. Foto: El Mundo.
OnlyFans es un servicio de suscripción de contenido sexual donde mujeres y hombres venden sus fotos y videos. Foto: El Mundo.

Son cada vez más los casos de mujeres de a pie, amas de casa, profesionistas, estudiantes en aprietos económicos y hasta deportistas o artistas famosas que se han sentido atraídas por OnlyFans, una plataforma digital donde pueden vender fotografías y videos de sus cuerpos desnudos o contenido a petición de los clientes.

La plataforma digital ha crecido en usuarios y fama por ser una forma fácil de hacer dinero y representa una nueva forma de pornografía.

Pía Rodríguez es una experta en el tema pues ha dado terapia a mujeres y hombres que han aceptado desnudarse a cambio de dinero, estas prácticas, señala,  se convierten a corto o mediano plazo en una obsesión, causan traumas y vacíos tanto para quien produce, como para quien consume contenido.

Ella también es experta en atender y dar terapia a varones y mujeres con fuertes adicciones a la pornografía y a la masturbación.

¿Cómo protegemos a nuestros adolescentes de este tipo de prácticas?, pues en OnlyFans hay menores que se han saltado las medidas de seguridad, ya sea para vender fotos y videos pornográficos o consumiendo este tipo de contenidos.

Pía, háblanos un poco sobre ti

Soy Pía Rodríguez, nací en Puebla el 5 de abril de 1971. Estudie la Licenciatura en Pedagogía y la Maestría en Orientación Familiar; hice una especialidad en desarrollo humano; otra especialidad en Tanatología y, actualmente, soy estudiante del doctorado en Investigación Psicológica en la Universidad Panamericana. Además, soy terapeuta EMDR para manejo de traumas, certificada, soy parte de la Red de Terapeutas de todo Iberoamérica.

-¿Qué les está pasando a las mujeres que se están desnudando tanto en plataformas como OnlyFans?

Lo primero que hay que decir es que, justo, hay que quitarnos esta idea de que las que producen contenido son mujeres y que los que consumen son los hombres, porque la realidad es que también los hombres producen contenido y las mujeres consumen.

Entonces, la pregunta que tenemos que hacernos sería: ¿Qué le está pasando a nuestros jóvenes, a nuestros adultos, nuestros niños, hoy, que están buscando exacerbar este instinto sexual centrado en el placer a través de la búsqueda de estas imágenes?

Es cierto que hay que hablar de otro tema, de la pornografía, y cómo la pornografía ha evolucionado en la manera de presentarse y en la accesibilidad. Ahora se disfraza de muchas maneras. Antes era muy evidente lo que era un video xxx, hoy no se le clasifica como video xxx, pero tenemos plataformas como OnlyFans.

Son muchas las motivaciones que llevan a los jóvenes a abrir cuentas de este tipo y a consumirlo. Una parte tiene que ver con el acceso a dinero fácil y otro con la visión actual de la sociedad que es hedonista y que ha colocado el placer por encima de todo. Parece ser que lo que mueve a la persona ya no es el bien y la verdad, sino el placer.

El consumo de la pornografía también viene unido a otro tema, que podría ser una adicción: La masturbación, que produce dopaminas en el cerebro, que es lo que nosotros conocemos como la hormona de la felicidad y, entonces, se tiende a repetir.

Todo esto tiene que ver con un tema en común: falta de desarrollo de la intimidad en las personas.

-¿Se justifica que una adolescente, en la búsqueda de un beneficio económico, muestre su intimidad? ¿Cuáles son las consecuencias?

No se justifica, se explica a través de las heridas emocionales. Efectivamente, hoy vivimos en una sociedad fragmentada en donde hemos tergiversado los valores y hemos cambiado lo que era importante.

También es cierto que tenemos grandes vacíos existenciales: pérdida del sentido de la vida y de la familia, el vínculo profundo padre-hijo, y eso genera vacíos existenciales, heridas de abandono, de rechazo, de injusticia, de humillación, pero no son justificantes para esta conducta, simplemente explican el vacío que esta persona tiene; lo que la hace vulnerable a entrar a estas conductas de riesgo.

¿Qué le está pasando a nuestros adolescentes hoy? Que hay mucho ruido en el exterior, mucha presión en la sociedad, poca capacidad para entrar en ellos mismo y poca capacidad para reconocerse como valiosos, por lo tanto, si yo no valgo, me puedo regalar, puedo dejar que me usen, puedo dejar que me toquen, porque en el fondo no me considero valioso.

-Hay profesionistas que están dentro de esto porque los ingresos son millonarios.  

El tema de la pornografía degrada a quien la produce y a quien la consume. Lo que tenemos que ver es el sentido del valor de la persona, que lleva a la persona misma a ponerse precio y a ponerle precio al otro; se cosifica a la persona. La persona no está hecha para usarse, está hecha para amarse.

Parece que en OnlyFans se hace por voluntad, ¿se podría configurar como una plataforma de prostitución? ¿Quiénes se muestran también sienten placer al hacerlo?

Claro. Al mostrar sus partes íntimas sienten excitación y sienten placer, sino, no lo harían. El haberse atrevido es lo que genera dopamina y hace que se vuelva a repetir, pero si a esto le añades la gratificación del dinero, la fama y los likes, entonces, todos esos son reforzadores positivos de la conducta y la conducta tienen a repetirse.

Entonces, claro que hay personas que al final dicen: “Pues gano más con un video de OnlyFans, que estar lidiando con un trabajo formal”.

También están las dobles vidas que algunas personas tienen y por supuesto que es una plataforma  riesgosa. Claro que, si se habla con las personas de OnlyFans o con quien creo esta página, te dirán que de ninguna manera se pensó como una página de pornografía o prostitución.

-¿Podríamos decir que OnlyFans es la evolución de la prostitución?

Claro que sí, solo que nunca se va a vender como eso, y ahí es donde está la trampa y el engaño.

Sí ha evolucionado a eso, pero también hay que considerar toda la falta de regulación que existe en el ámbito de todo lo digital. Las leyes van mucho más lento, que la evolución de todas las plataformas. Por eso suceden estas cosas.

Sí lo podemos llamar prostitución, pero no está en un marco legal, que entonces implicaría toda una cierta regulación.

-¿Esto es adictivo tanto para quien lo consume como para quien lo produce?

Sí, es adictivo porque lleva a la degradación de la persona, lleva a un vacío y, este a su vez, a la depresión, a trastornos de ansiedad que lastiman a la persona y se va complicando con otros cuadros de salud mental.

Hay gente que lo define como un trabajo, ¿es eso?

Si nosotros entendemos que el trabajo, por definición, está orientado a dignificar a la persona y a ennoblecerla, este tipo de comportamiento no dignifica ni ennoblece a la persona.

– ¿Has visto a gente que busca ayuda?

Sí. La gente toca fondo y sí quiere cambiar y me han buscado para ayudarlos.

-¿Qué pueden hacer los papás ante este riesgo?

Lo primero es el reconocimiento del valor de la persona. Si bien el adolescente lo tiene que mirar en sí mismo, tiene un antecedente, y el antecedente es el trato de los padre a los hijos como tesoros. Es decir, que en la crianza, los padres tratan al hijo de una manera tan delicada, tan tierna, tan concentrada, que los hijos desde pequeños se miren valiosos. Esto es algo que se va construyendo a través de toda la historia de mis hijos.

Los papás debemos cuidar mucho el acceso a dispositivos electrónicos, la cantidad de tiempo que pasan, el acceso libre; hay que poner candados para bloquear el contenido inadecuado para niños.

El dispositivo con un adolescente encerrado en su cuarto, es una ventana al universo de cualquier cosa que puedan investigar.

-¿Qué le dirías a todas las personas que se desnudan en OnlyFans y  hacen esto por “placer o necesidad de dinero”?

Que lo que fácil llega, fácil se va. Que siempre mantengan la esperanza de que todos podemos buscar medios para hacernos de los recursos que necesitamos para subsistir, sin poner en entre dicho la integridad, ni física ni moral ni espiritual.

 

Contacto:

[email protected]

Facebook: Pía Rodríguez

 

Compartir