Escuela para padres

No pidas a tus hijos lo que no has enseñado

No podemos pedir lo que no hemos enseñado. A pesar la vida acelerada que llevamos, es recomendable buscar tiempos para la convivencia para enseñar deberes.
enseñado

A través de los años, el comportamiento de las generaciones ha cambiado, por lo que ha sido necesario adoptaran diferentes modelos educativos. De ahí las frases: “Así me educaron”, “Yo aprendí a golpes”, etc. Lo importante ahora es echar un vistazo a nuestra niñez y analizar qué nos ha servido para aplicarlo con nuestros hijos.

En la actualidad es común que algunos padres no sepan qué hacer con sus niños y adolescentes, pues tienen problemas de conducta y no respetan a quienes los educan. Por su parte, muchos adultos jóvenes ya no se quieren ir de casa, son irresponsables, no cooperan en las labores del hogar y no quieren ni estudiar ni trabajar.

Leer: Escuela para padres: ¿Cómo aplicar la modestia en nuestra vida?

Esto es el resultado de cómo los hemos educado. Si bien es cierto que desde hace algunos años los padres se alejan de sus hijos por cuestiones laborales, también se ha dado una apatía por la educación, recurriendo a otros medios como celulares, televisión o tabletas, que a la larga se convierten en un problema.

No podemos pedir lo que no hemos enseñado. A pesar la vida acelerada que llevamos, es recomendable buscar tiempos para la convivencia, para enseñar deberes, para explicar cuestiones de la vida, pero sobre todo, para educar en los valores, el amor y la espiritualidad a nuestros hijos, porque en ellos está puesto el futuro del país.