Escuela para padres

5 tips para mejorar la relación entre padre e hijo

El desarrollo pisco-social de los niños depende en gran medida de la figura paterna.
Nunca es tarde para que un padre se acerque a sus hijos y fortalezca su relación.
Nunca es tarde para que un padre se acerque a sus hijos y fortalezca su relación.

Para algunas personas ser padre sigue siendo sinónimo de ser proveedor económico de la familia; sin embargo, en la actualidad este rol ha cambiado, ya que de acuerdo con especialistas en el tema de familia, ahora el padre debe participar más activamente en la educación y en el desarrollo psico-social de sus hijos, pues los niños necesitan no sólo ser mantenidos en sus necesidades básicas, sino que requieren del sostén emocional que la figura paterna les puede brindar.

Para la psicoanalista Maite Sainz Manero, miembro de la Comisión de Familia de la Arquidiócesis Primada de México, los estilos de vida actuales suponen nuevos retos para los padres, y uno de ellos es saber cómo mantener una relación fuerte y sana con sus hijos.

“Nadie nace sabiendo cómo ser padre –dice la especialista–. La paternidad se va aprendiendo con la experiencia y por medio de la relación que establecemos con nuestros pequeños”.

Leer: 3 cosas que debe hacer toda familia católica

Algunas de las frases más comunes que Maite Sainz ha escuchado de los padres en torno a la relación con sus hijos, son: ‘No tengo tiempo para estar con mis hijos’, ‘No sé cómo acercarme a ellos’, ‘Tengo mucho trabajo’, ‘A ellos no les interesa llevarse bien conmigo’.

Lo que desconocen los padres –afirma- es que la relación que establezcan con sus hijos será determinante para la salud mental de éstos.

“Nunca es tarde para acercarnos a nuestros hijos y fortalecer la relación. Verlos crecer felices, además de ser una satisfacción, es un indicador de que las cosas marchan bien”, concluye Maite Sainz.

Leer: 10 acciones para celebrar a tu familia

5 tips para una relación fuerte con tus hijos

1. Dales tiempo

La calidad es mucho más importante que la cantidad. Los padres no deben olvidar que los niños valoran más que les dediquen toda su atención unas cuantas horas al día, a que estén en casa toda una jornada sin hacerles caso.

2. Comunícate

Escuchar a tus hijos es la clave de la empatía con ellos. Interésate en su vida, platica con ellos para conocer sus ideas, gustos, frustraciones, etc. Crea un clima de confianza para que puedan compartir lo que sienten.

3. Expresa tu afecto

Muéstrale a tus hijos cuánto los quieres, no sólo con cosas materiales, sino con palabras y acciones. Hazles saber que siempre cuentan contigo cuando te necesiten, para que sepan que pueden recurrir a ti en todo momento.

4. Pon límites

Traza líneas claras entre lo que pueden y no hacer; entre lo que se vale y lo que no, ya que así los niños se sienten seguros emocional y físicamente. Cuando las reglas son claras y coherentes, ellos son más felices.

Leer: Por qué es importante ponerle límites a los niños

5. Juega

Jugar es la mejor manera de desarrollar habilidades físicas, emocionales y sociales. Además de fortalecer el vínculo padre e hijos, se abre la oportunidad para conocerse más, para disfrutar y reírse, para aprender y gozar.