Evangelio del día y reflexión breve – 19 de mayo de 2022

¿Qué riesgo conlleva el llevar una vida demasiado agitada? ¿En qué se nota cuando alguien permanece en el amor de Jesús?
Evangelio del día (Juan 15 9-11).
Evangelio del día (Juan 15 9-11).

Evangelio del día

El Evangelio del día (Juan 15, 9-11). En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Como el Padre me ama, así los amo yo. Permanezcan en mi amor. Si cumplen mis mandamientos, permanecen en mi amor; lo mismo que yo cumplo los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Les he dicho esto para que mi alegría esté en ustedes y su alegría sea plena”.

Puedes leer: El Evangelio de san Lucas, ¿qué es y qué nos enseña?

Reflexión:

Sobre el Evangelio del día. Muchos cristianos llevamos una vida de mucha actividad. Además, el ritmo social de estos tiempos es acelerado, pretende abarcar mucho: muchas relaciones sociales, muchas reuniones sociales, muchos compromisos sociales, muchos aprendizajes sociales…




Estar de un lado para otro, de una actividad a otra, puede desorientarnos y nublar la experiencia de permanecer unidos a Cristo, de durar en su amor, de perseverar en nuestra comunión con Él, y, a través de Él, con nuestros hermanos.

Por eso, en medio de unas cosas y otras, no podemos perder la perspectiva que nos nutre. Conviene que miremos y cuidemos, con frecuencia, las raíces que nos alimentan y dan vida, para que la savia del Resucitado fluya con todo su vigor hacia nuestras ramas y siempre tengan vida en abundancia.

La permanencia en Él se proyecta en la alegría de lo que somos -más que de lo que hacemos-, y es apenas un tímido reflejo del júbilo final.

Reflexión tomada de CiudadRedonda