San Judas Tadeo no protege delincuentes ni hace milagros

Leer más
COLUMNA

Historias ciudadanas

Sínodo, sendero para la inclusión

Hay en el mundo un entorno favorable a la inclusión y un convencimiento mayoritario para buscar la igualdad sustantiva; existen avances, aunque falta por hacer.

6 octubre, 2023
POR:
Autor

Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México. 

Una mayor participación de mujeres en el Sínodo de la Sinodalidad va acorde con la creciente presencia de ellas en diversos espacios de la vida cotidiana, y con lo que el Papa Francisco ha enfatizado sobre la importancia en el papel femenino en la vida religiosa y civil.

Hay en el mundo un entorno favorable a la inclusión y un convencimiento mayoritario para buscar la igualdad sustantiva; existen avances, aunque falta por hacer. La Iglesia no ha sido ajena y muestra signos de cambio.

NEWSLETTER
Recibe nuestro boletín semanal 

Esta tarea comienza en la familia, en la educación de las y los hijos, con la deconstrucción de actitudes machistas, respaldada en instituciones y autoridades dispuestas a colocar en el centro de atención a las mujeres.

Desde la Ciudad de México se han modelado políticas públicas para reivindicar sus derechos, crear espacios de inclusión y garantizar su seguridad. Darles voz y voto implica atender sus necesidades.

Estrategias como la línea de emergencia *765 del gobierno de la Ciudad de México, son una respuesta al requerimiento de vivir libres de violencia, con una oportunidad de protección inmediata, apoyo jurídico y emocional.

Los Senderos Seguros, desarrollados en la Alcaldía Iztapalapa son espacios remodelados e iluminados, reconocidos a nivel internacional y replicados en la CDMX donde este año sumarán 920 kilómetros. Junto con las Casas Siempre Vivas —refugios contra la violencia y para la orientación— conforman caminos para alcanzar la igualdad.

Desigualdades, exclusión y violencias forman parte de las preocupaciones familiares, comunitarias, institucionales y religiosas. Los aprobados en abril pasado por el Papa Francisco para que mujeres y laicos participen en el Sínodo reflejan voluntad para hacer una Iglesia más universal, en respuesta a la demanda de igualdad.

Laicos y mujeres encabezaron la procesión esta semana en la Plaza de San Pedro, se sentaron en mesas redondas junto a Cardenales y Obispos. Abrieron senderos hacia la inclusión en la estructura religiosa.



Podrán opinar y votar sobre diferentes temáticas planteadas para este Sínodo. Un momento histórico en tiempo de mujeres.

Más artículos del autor: El arte de envejecer

Correo:[email protected]

Twitter:@guerrerochipres

*Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la Fe.




Autor

Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México. 

NEWSLETTER

Recibe nuestro boletín semanal