Al orar entra a lo íntimo de tu corazón

Leer más
COLUMNA

Convicciones

Gana el Estado no Sheinbaum

El presidente en más de 120 ocasiones violó la Constitución y la ley electoral haciendo campaña a favor de los candidatos de su partido en sus mítines de todas las mañanas

3 junio, 2024
POR:
Autor

Rubén Aguilar Valenzuela es profesor universitario y analista político. 

Los cortes de las encuestas de salida señalan que fue efectiva la elección de Estado encabezada por el presidente López Obrador y que gana Claudia Sheinbaum su candidata, para quien trabajó. Él fue el estratega y máximo operador.

El presidente en más de 120 ocasiones violó la Constitución y la ley electoral haciendo campaña a favor de los candidatos de su partido en sus mítines de todas las mañanas. En más de una ocasión ha dicho que su condición moral lo sitúan por encima de la ley.

NEWSLETTER
Recibe nuestro boletín semanal 

En la recta final de la elección lo hizo quince días seguidos. El INE y el TEPJF, de manera tímida, le sacaron tarjetas amarillas, pero el presidente nunca hizo caso a los señalamientos. La ley no les otorga tarjetas rojas. Una nueva ley electoral debe otorgarle dientes.

El presidente, la candidata, el Partido Morena y todo el gobierno federal hicieron publicidad, por todos los medios a su alcance, que son muchos, que decía si se votaba por un partido distinto a Morena los beneficiarios iban a dejar de recibir los recursos de los programas que ahora tienen. 

Los Siervos de la Nación, uno de los más eficaces instrumentos electorales de Morena, a sueldo de la Secretaría de Desarrollo Social, tiene seis años visitando las casas de los beneficiarios diciendo que le recursos que reciben se los manda el presidente a quien deben darle las gracias.

En sus recorridos a las viviendas, que se intensifican en tiempos electorales, de manera abierta amenazan a los beneficiarios de que si no votan por Morena van a perder los recursos de los programas que les llegan. Siembran miedo. Hay videos que circulen en las redes sobre ese trabajo electoral que es un delito. 

Los medios en general, algunos reciben muchos recursos del gobierno federal, han dado una mayor y más positiva cobertura a la candidata del presidente y han dado menor especio e incluso perjudicado a la candidata Xóchitl Gálvez.



Hay muchas pruebas y ya también denuncias de cómo los 23 gobernadores de Morena, algunos con evidentes relaciones con el crimen organizado, han trabajado de manera descarada a favor de la candidata del presidente. De Palacio Nacional les han dado órdenes.

Han metido cuantiosos recursos, pagado medios, puesto a funcionarios del gobierno a trabajar a favor de la candidata Sheinbaum y también comprado a líderes populares para sumarlos con sus bases a la campaña. El dinero invertido alcanza cantidades enormes como en los más viejos tiempos del PRI que es el modelo a seguir del presidente.

La campaña de Xóchitl Gálvez, sabía que se enfrentaba a una elección de Estado, no a Sheinbaum, y nunca pudo superar esta enorme diferencia. No era fácil vencer al poderoso Estado Mexicano que puso todo para que ganara la discípula y candidata del presidente.

Habrá que ver con cuidado el cómputo final y ver el resultado de las otras muchas elecciones en juego. La de Estado se concentró en la presidencial. Ahí se pusieron todos los recursos políticos, financieros, organizativos y publicitarios. (El corte de este artículo lo hago a las 23:30hrs).

Más artículos del autor: El TEPJF y las elecciones (desdelafe.mx)

*Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la Fe.




Autor

Rubén Aguilar Valenzuela es profesor universitario y analista político. 

NEWSLETTER

Recibe nuestro boletín semanal