Historias ciudadanas

Navidad y el camino a la paz

Diciembre es el mes en el que Andrea ha decidido pedir ayuda. Desde que su madre falleció, antes de la Navidad de hace dos años, se siente enferma constantemente. Consume un medicamento para la ansiedad, pero no es suficiente. Se siente sola y no ha podido superar el duelo, por lo que necesita un acompañamiento real, cálido y sensible, que la ayude a pasar por este momento difícil.

Al igual que Día de Muertos, el último mes del año suele ser una temporada nostálgica. Recordamos los momentos que nos hicieron felices, pero también los dolorosos y complejos. Es una época de ver en perspectiva y prospectiva. Además de la oportunidad perfecta para la transformación y sanar aquello que nos hace daño, como lo hizo Andrea.

Nuestro mismo entorno nos lo recuerda. Los adornos, símbolos e imágenes religiosas que colocamos resignifican los espacios y los llenan de vida, paz e ilusiones.


Como lo dijo recientemente el Papa Francisco en su cuenta de Twitter: “Los símbolos de la Navidad,especialmente el belén y el árbol adornado, nos recuerdan la certeza que nos llena el corazón de paz: la alegría por la Encarnación, por Dios que se hace familiar, habita con nosotros, infunde esperanza en nuestros días”.

Hay muchas personas que, además de ello, necesitan rememorar varios fragmentos de su vida en los que se sintieron bien, otras que necesitan ver hacia delante y saber que, pese a las dificultades, tienen oportunidades de seguir con su vida.

En el caso de los procesos de duelo como el de Andrea, las personas pueden canalizar su dolor por medio de una carta, una oración, un diario, una conversación consigo mismos y con su espíritu para reestructurar su dolor.

En esos momentos no les dejamos solas ni solos. De 2019 a 2021, en el Consejo Ciudadano hemos brindado 82 mil 250 atenciones psicológicas en la Línea de Seguridad o vía WhatsApp al Chat de Confianza 55 5533 5533, de las cuales 7% fueron por ansiedad, 6% por depresión y 5% por duelo.

Este año estaremos para apoyarles 24/7, incluso los días 24 y 25, porque queremos que la esperanza de la Navidad se coloque en el corazón del Invierno Emocional. Este es un programa que creamos a partir de definiciones según las cuales los términos de ciclos, como los años o estaciones, están asociados con las emociones y estados de ánimo, como la depresión.

La Navidad es la temporada de recordar que viene mucha gracia y bendiciones en nuestra vida. Que nuestro amor por nosotros mismos, por el prójimo y la comunidad puede evolucionar. Además es una época de valorar la compañía, hablar con quienes más queremos o quienes nos tienden una mano para encontrar una solución a lo que nos preocupa.

Estamos contigo para recibir este momento con paz y fortaleza. No te dejamos sola, no te dejamos solo.

Salvador Guerrero Chiprés (@guerrerochipres) es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.