Historias ciudadanas

De paz mundial y paz interior

Enfrentamos tiempos difíciles, como desde hace mucho no habíamos vivido. Tras la relativa calma después de dos años de incertidumbre, debido a la pandemia por Covid-19, hoy estamos ante un desafío global que nos sacude nuevamente y agita el bienestar de la comunidad internacional.

Así como una persona valora sentirse bien tras una enfermedad, hoy, con los enfrentamientos en Europa, añoramos la tranquilidad. Ante esto, todas y todos nos hemos unido en oración.

“Elevamos nuestro ruego en tiempos de violencia, en los que tantos seres humanos sufren estragos de la falta de respeto de los más elementales derechos humanos”, dice una de las oraciones por la paz en Ucrania.  Nos unimos en una sola voz para pedir por el bienestar de todas y todos ante un entorno hostil, de guerra.


Te puede interesar: Oración a san Benito para encontrar la paz interior

A pesar de que en México estemos alejados físicamente del conflicto bélico, nos une la hermandad. No somos ajenos a que otros seres humanos no puedan conciliar el sueño por los constantes sonidos de explosiones y por el temor a ser blanco de agresiones. Imaginamos los sentimientos de muchas familias que fueron desplazadas de sus hogares o que no pueden salir de su país. Somos sensibles a saber que cientos de personas han perdido la libertad.

Como un acto de empatía por todas las personas que viven en Ucrania, se han organizado diversas conferencias para promover y pedir por el bienestar de civiles en medio del conflicto armado.

El Papa Francisco, por ejemplo, invitó a que el próximo 2 de marzo, Miércoles de Ceniza, nos unamos en oración y realicemos una jornada de ayuno para fortalecer el espíritu y la reflexión; mientras que la población en Roma, Italia, se reúne frente a la embajada rusa para pedir por la paz.

A nivel local, pero no por ello menos importante, se fomenta más que nunca la no violencia en la comunidad mexicana. Las escuelas en el país promueven pláticas para fomentar el bienestar. La Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) organiza talleres para la prevención de la violencia familiar mientras que el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia, con la Secretaría de Educación Pública y la Alcaldía Iztapalapa, a cargo de Clara Brugada, hemos comenzado a impartir capacitaciones gratuitas a niñas, niños, adolescentes, docentes y familias sobre convivencia positiva, tras el incidente en la Secundaria “República de Chile” donde dos niños resultaron lesionados.

Otros artículos del autor: Fortaleza física y espiritual: claves para la felicidad

También acercamos el apoyo psicológico y jurídico a personas adultas mayores o mujeres que sufran maltrato y como nosotros hay un gran número de instituciones y organizaciones enfocadas en promover armonía entre los seres humanos.

La paz comienza en uno mismo, desde nuestro interior hacia la forma en que nos comportamos con nuestros seres queridos y familia, vecinos y entornos labores en general. Continúa con el respeto hacia toda la sociedad y hasta con el medioambiente. Es necesario tener en mente que sentirse bien con uno mismo y con el entorno debería ser una de nuestras prioridades del día a día.

La calma que reina en uno mismo se refleja en la familia (“y, si una familia está dividida contra sí misma, esa familia no puede mantenerse en pie” –Marcos 3:25), y la paz en el ámbito familiar y comunitario se traduce y se esparce más allá de las fronteras.

*Salvador Guerrero Chiprés (@guerrerochipres) es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.