Milpa de apuntes

Cuando seas grande (nos decían)

Quienes hemos viajado en el tiempo siendo adolescentes y jóvenes en los años 80, seguramente recordamos aquellas canciones que coreábamos en las fiestas y tardeadas.

Desde Luis Miguel con Ahora te puedes marchar, o La negra Tomasa y Viento con Caifanes; La persiana americana, con Soda Stereo, o el Cuando seas grande, de Miguel Mateos, entre un millar de canciones y artistas más.

Y bien, ahora que hemos pasado los 40 años nos seguimos preguntando: ¿qué seremos cuando seamos grandes? Adultos mayores, dirán algunos. ¿Logramos llegar adonde nos planteamos?, ¿qué decisiones, qué circunstancias, cuántas personas influyeron para estar aquí y ahora?


Otros artículos del autor: El vaso, ¿medio lleno o medio vacío?

El avance del reloj biológico no está necesariamente vinculado al reloj existencial, a ese que llaman madurez; es decir, a esa capacidad de valorar lo esencial, de saber esperar, de dar el paso a los demás, de correr sólo en caso de verdadera urgencia, de ordenar la mente y el corazón desde el principio del servicio y del amor, de cultivar el ser por encima del tener o aparentar, etc.

Ahora nuestros papás van a un ritmo distinto de como los vimos en aquellas épocas, en donde ellos eran los grandes, los adultos de la casa; por otro lado, ahora nuestros hijos/sobrinos, son quienes nos ven así.

Estamos entre dos generaciones, Entre dos tierras, dijeran los Héroes del Silencio; estamos llamados a compartir con las nuevas generaciones lo mejor que aprendimos de nuestros papás, de nuestros abuelos, del camino recorrido hasta el momento.

Ni somos estrellas de rockandroll, ni presidentes de la nación. Ya que estamos aquí, ¿quiénes somos?

*Abraham Flores es Director de Nuevos Proyectos. Santillana México. Síguelo en Twitter como: @abrahamrodrigo

Los artículos de la sección de opinión son responsabilidad de sus autores.

Comentarios