Historias ciudadanas

Atención contra la esclavitud moderna

Hace unos días, la historia de Vianey se hizo viral en la red social TikTok, tras contar el riesgo que tuvo de caer en Trata de Personas, “la esclavitud moderna”.

Una “amiga” de la joven le dijo que se iría de intercambio a España y podía llevarla de acompañante. Ella, emocionada, aceptó. Le entregó una serie de formularios con preguntas muy personales, incluso, sobre su sexualidad, y ahí comenzaron las sospechas.

La madre de Vianney indagó sobre el supuesto intercambio y se dio cuenta de que la escuela no promovía ningún programa similar.


Al enfrentar a la amiga de su hija, descubrieron que el novio de la muchacha la amenazaba con hacerle daño si no lograba enganchar a nadie. El objetivo era captar a las jóvenes para explotarlas sexual y laboralmente.

Este 25 de marzo conmemoramos el Día Internacional de Recuerdo de las Víctimas de la Esclavitud y la Trata Transatlántica de Esclavos. Si hacemos una revisión histórica, esa realidad no es muy distinta a lo que viven actualmente muchos menores de edad, mujeres y hombres en todo el mundo.

En el año 1200, países de Oriente saqueaban las costas y obligaban a las personas de otras naciones a trabajar, como si fueran de su propiedad. El entonces comerciante Pedro Nolasco decidió dedicar su fortuna a la liberación del mayor número de esclavos, y se encomendó a la Virgen de la Merced para interceder por los cautivos. Aún en la actualidad, las y los fieles la reconocen como la protectora de las víctimas de Trata.

¿Qué podemos hacer, además de visibilizar y orar para que nuestras hijas e hijos no caigan en las redes de los tratantes, como en el caso de Vianey? Es necesario difundir información de cómo operan los delincuentes, cómo buscan enganchar a niñas, niños, adolescentes y mujeres, principalmente, y cómo usan engaños para hacerlo de manera silenciosa.

En el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México hemos alertado de algunas formas en la que los tratantes enganchan, captan o abusan de la confianza de sus víctimas por medio del uso de redes sociales, videojuegos en línea, de ofertas de trabajo, supuestas becas o promesas de cambiar su vida.

Nuestro mensaje es siempre sospechar de cualquier ofrecimiento que parezca “demasiado bueno”. Dudar si nos quieren llevar a otro lugar, lejos de nuestra familia. Revisar muy bien la información antes de dar el sí y reportar cualquier situación extraña, como no tener el control de nuestros documentos, de nuestro dinero, tiempo o decisiones.

Siempre estamos para ayudar y orientar a las personas en riesgo, a familiares y testigos. En la Línea y Chat Nacional vs la Trata 800 5533 000, disponible en todo el país, sin costo, de forma confidencial y las 24 horas del día.

Si compartimos información, estamos atentas y atentos de lo que le sucede en nuestra comunidad, y alzamos la voz ante cualquier situación sospechosa, podemos contribuir a salvar a una vida de la Trata de Personas y acabar con esta forma de esclavitud moderna.

*Salvador Guerrero Chiprés (@guerrerochipres) es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.