Ángelus
rmb

La pandemia no tendrá la última palabra

De entrada no te apaniques aunque supongas que todo está perdido, comunica con claridad y oportunidad sin generar chismes catastróficos.
Angelus Dominical: la primera palabra de Dios.
Angelus Dominical: la primera palabra de Dios.

LA CUARENTE– DEL CORONAVI— que han impuesto diversos países muy bien espero que responda como medida de solución y previsión prudente más que a desesperación y crisis de última hora; tales métodos me gustaría empatarlos al camino cuaresmal porque -a final de cuentas- nos espera la vida y la resurrección, nos espera la salud y la paz: la pandemia no tendrá la última palabra…

Leer: La encuesta del INEGI me dejó ojicuadrado

EL PÁNI– Y EL ESCÁNDA– solo estorban y provocan basura social y emocional que no le deseo absolutamente a nadie, por eso aplaudo las variadas sugerencias con las que luego nos animan a actuar con serenidad y en orden a la salud y la higiene, y aquí te recuerdo un elenco: respira profundamente, cuenta hasta diez, mira también lo positivo, agradece lo que recibiste, elabora un plan “b”, no grites, no corras, no empujes, habla también de lo bueno, nada con exceso, lávate las manos, aliméntate sanamente, duerme a tus horas, y así por el estilo…

EL CONOCIMIEN– Y EL ANALI— de las situaciones ordinarias de la vida, bien nos preparan y previenen para las situaciones extraordinarias, de ahí que la capacidad de observación y el ejercicio de discernimiento deberían ser caminos habituales para todo ser humano; y permite decírtelo de otra manera: el modo doméstico y cercano para cualquier emergencia sanitaria, comienza con lavarte las manos antes de comer y luego que vas a donde tú ya sabes lo que tienes qué hacer y lo haces…

LA HISTO— Y LA EXPERIEN— nos dictan que ahí donde no hubo la debida higiene y buena alimentación, que ahí donde el mal uso del entorno y los excesos imperaron, sencillamente llegaron las enfermedades y epidemias para desolar y diezmar a la población, para sembrar confusión, miedo, desesperación, caos…

LAS PREGUN— Y LAS RESPUES— que te surjan por el inicio de los cuatro párrafos anteriores pueden tomar el cauce que tú les quieras dar y no pasarán de ser mera conjetura e imaginación; de mi parte te diré que -por ahora- decidí escribir como estoy escribiendo y me pongo contento de que a pesar de que haya algo incompleto, tu cabeza sabe poner lo que falta y tu inteligencia logra llegar a donde la carencia hace de las suyas…

CIENTIFI— Y EXPER— muy pronto encontrarán remedio a los males actuales y a tantos otros que vayan apareciendo, y si acaso algo escapa a nuestra capacidad, pues ya sucederá como me enseñó Doña Chuy, feligrés de hace dos décadas y cuyos tantísimos años se conjugaron con una inteligencia práctica motivada por la fe: Donde todo falta, Dios asiste…

LOS REGIS—— HISTÓRI—- notifican de situaciones sanitarias que fueron devastadoras: la peste negra (Europa, s. XIV), gripe española (s. XX), viruela (América, s. XVI), cólera (s. XIX); en las últimas décadas el sida, el ébola, el SARS, la influenza A H1N1, o la lepra en tiempos de Jesús, y cuántas otras de las cuales tal vez no tenemos noticia, han enseñado que la humanidad no la tiene segura al 1000%…

EN LA PENÍNSU— DE YUCA—- o en el Océano Pacífico (la Isla de Pascua), así como en un sin fin de lugares alrededor del mundo, han florecido grupos humanos, etnias, civilizaciones enteras, que luego han sucumbido dejando sólo una muestra -acaso mínima- de su esplendor y desarrollo; pero que el dato no sea para atizar al tremendismo y echarle más leña a lo que ya se está quemando, sino para darnos cuenta que así como hay ventajas en el desarrollo humano, también seguirá habiendo riesgos altos que sabremos superar…

EL TER—- EVANGE—- (o sea, el escrito por San Lucas, capítulo 13) refiere el comentario que Jesús hizo sobre los galileos que fueron masacrados por Poncio Pilato, y sobre los 18 que murieron aplastados por la torre de Siloé; y sin mayor angustia ni amenaza, Jesús mismo invita a la conversión, a orientar los propios pasos para hacer el mejor camino, pues si planteamos los avatares propios de la existencia humana como castigo divino, pues ya estará peor el remedio que la enfermedad…

LA PROPAGA—— DE ENFERMEDA—-, como la difusión de chismes o noticias falsas (fake news), así como la invasión de modas, la multiplicación de opiniones, o el crecimiento de ideologías, tiene como base común el elemento humano, es decir: somos nosotros mismos quienes vamos dando cauce a la salud o a la epidemia, a la verdad o a la mentira, a la desesperación o a la confianza, y como muestra un pequeño botón: ayer mismo en la caja de la tienda de autoservicio, una dama muy gentil me ayudó a poner mi despensa en la banda para su registro y cobro, y lo hizo con la naturalidad y cortesía conque deberíamos estar atendiendo toda emergencia, ya sea de salud, laboral, de comunicación o parroquial…

ESTRATE—— SENCI—— Y FÁCI—- nos ayudarán a superar crisis actuales y venideras: de entrada no te apaniques aunque supongas que todo está perdido (¡ups!, ¿qué tiene de sencillo tal estrate—-?), comunica con claridad y oportunidad sin generar chismes catastróficos (no te lances sin paracaídas al WhatsApp), y aplícate a seguir instrucciones de responsables y conocedores, que sin duda todo resultará mucho mejor de lo que imaginamos (fíjate bien: si leíste con sensatez, ¡entendiste todo lo anterior aunque apareció incomple—!)…

Comentarios