Opinión

Ángelus dominical: Más acá de la jerarquía

EL PRÓXIMO MARTES -12 de julio- tendremos la oportunidad de ver las primeras imágenes que el observatorio espacial James Webb está enviando desde el punto privilegiado en donde fue colocado el pasado mes de febrero: a 1,5 millones de kilómetros del planeta Tierra…

EN EL MIENTRAS podemos volver a constatar que en este mundo las cosas no van tan bien: pleitos consuetudinarios que se dan hasta en las mejores familias, disparates de políticos y disparotes de criminales, enfermedades de pobres que se convierten en negocio de ricos, “dolce vita” de unos pocos y valle de lágrimas para el resto de los hijos de Eva…

PERO TE RECUERDO que esta página no es para rascar otra vez la herida, sino para volver a constatar que por más que nos queramos autodañar, nuevamente volverán las aguas a su cauce debido: cauce de la vida, de la belleza, del orden y de los nobles ideales, cauce del conocimiento y la paz, de las leyes e instituciones, de la superación de dificultades y la generación de soluciones a los problemas nacidos de nuestra propia irresponsabilidad…

Leer: Violencia e inseguridad desbordadas

LA SABIDURÍA POPULAR ha esculpido aquel refrán que señala: Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces; y con tal dicho puedes sacarle raíz cuadrada a lo que unos y otros andan repitiendo hasta el cansancio, y tal parece que sin otra finalidad que la de sobar su propia soberbia, su probada impericia, su acicalada malicia…

EN EL EVANGELIO Jesús señala con toda claridad: ¿Cómo puedes decirle a tu hermano ‘déjame sacarte la paja que llevas en tu ojo’ cuando en el tuyo llevas una viga?; muy cierto que tales pa- labras se aplican a diestra y siniestra, a moros y cristianos, y hasta me atrevo a decir que a terrícolas y marcianos…

MÁS ACÁ DE LA JERARQUÍA y sin quitarle un pelo a lo institucional, la Iglesia es la comunidad de bautizados, cuya cabeza visible es el Obispo de Roma y a él nos referimos siempre con respeto y gratitud; en el Papa y en los obispos que mantienen una comunión constante con él, los bautizados tenemos una voz autorizada, oficial, pública, cierta y constante…

NO HACE FALTA QUE le envíe al Santo Padre ni mi voto, ni mi opinión, ni que le aplauda de qué modo para decir que cuanto enseña y ordena en tantas cuestiones de fe y costumbres lo acepto y lo acato con respeto filial; así pues, si alguien dice que los sacerdotes y tantos laicos no hemos levantado la voz ante injusticias y crímenes –vengan de donde vengan- sencillamente o es un ignorante o se hace tonto…

ES MUY CIERTO lo que han dicho los Papas una y mil veces, que la violencia genera violencia; pero tomar como argumento tal afirmación para justificar una indiferencia en la responsabilidad de establecer un estado de derecho, sencilla- mente no vale; más bien ahí se construye una violencia mayor pues permite al criminal actuar en la impunidad y el encubrimiento, cosas que se ha presumido atacar en los últimos cuatro años, y sin resultados patentes, claro está…

YO CONOZCO MUY POCO la historia nacional y la mundial, pero logro obtener varios comunes denominadores en todos los dictadores y sus émulos, de tiempos modernos o pasados, cuyos nombres empiecen con m de Musolini, o c de Castro, o h de Hitler o de Hussein, o p de Pinochet o Pol Pot, con ch de Chávez, con o de Ortega, o con s de Stalin: empezaron oponiéndose a lo que consideraron injusto, ganaron una gran popularidad por las buenas o por las malas, empalagaron a las masas con discursos de odio, se aliaron con los mismos o nuevos criminales latentes tras sistemas de injusticia, y terminaron por hacer de las leyes sus personales instrumentos, de los legisladores sus lacayos, de los medios de comunicación sus cuasi dueños, y de ahí a nuevas barbaries pero con caras y nombres nuevos…

CONOZCO UN POCO MÁS de historia de la Iglesia y ahí encuentro a grandes defensores auténticos de los pobres y des- amparados, de los marginados y excluidos; y los puntos en común también son constantes: ni buscaron el poder, ni se desgastaron en acusar y echar culpas a nadie, ni tomaron caminos de violencia, defendieron y promovieron los derecho de esclavos, leprosos, perseguidos, indígenas, supieron respetar leyes e instituciones justa y debidamente establecidas (no las mandaron al diablo), no se guardaron sus propios datos ni simularon estrategias inexistentes; sus nombres resuenan por los siglos: Tata Vasco, Las Casas, Claret, Óscar Arnulfo Romero, Damian de Molokai, Scalabrini, Juan de Dios, Camilo de Lelis, Teresa de Calcuta, Vicente de Paul y su hijo espiritual Pedro Opeka, por citar unos pocos…

PARA LA PRÓXIMA entrega –y conste que nunca adelanto temas- abordaré lo que es la violencia y tal vez resulten cosas interesantes, ilustrativas, cuestionadoras y -¡también!- propositivas; mientras, dale gracias a Dios por el agua del cielo, del cielo chilango y del cielo de todo el norte del país…

Leer: Ángelus dominical: ¡Qué tiempos vivimos!

Compartir




Publicidad