Turismo religioso

La Catedral de Veracruz, el corazón de la evangelización en México

El puerto de Veracruz recibió a los primeros misioneros, su blanca Catedral es parada obligatoria si lo visitas.
La Catedral de Veracruz.
La Catedral de Veracruz.

Fue hace 500 años, el 11 de abril de 1519, cuando Hernán Cortés llegó a costas del actual estado de Veracruz. Ahí fundó la Villa Rica de la Vera Cruz, de la que derivó el actual nombre de la entidad. El conquistador venía acompañado de dos religiosos; el mercedario Bartolomé de Olmedo y el sacerdote secular Juan Díaz.

Leer: Aquí se levantó la primera capilla en la Ciudad de México hace 500 años

Por este puerto también ingresaron las tres órdenes que evangelizaron a  la Nueva España, fueron los franciscanos, dominicos y agustinos. 

A pesar de la importancia histórica del puerto, la diócesis de Veracruz fue creada hasta el 9 de junio de 1962 por el Papa Juan XXIII, siendo su primer obispo José Guadalupe Padilla Lozano. Sin embargo, la historia de la parroquia de la ciudad, elevada a rango de Catedral con la creación de la diócesis, inició mucho antes. 

Vista de San Juan de Ulúa en el puerto de Veracruz.

Vista de San Juan de Ulúa en el puerto de Veracruz.

El edificio 

La Catedral de Veracruz data de inicios del siglo XVIII y para su construcción se utilizó coral marino y cantera. Fue concluida en 1731 y tuvo reformas arquitectónicas a inicios del siglo XIX y en el XX. Su última reconstrucción fue entre 2008 y 2013.

En este sitio anteriormente estuvo una sencilla ermita de madera; posteriormente, allí mismo, se construyó el Convento de la Merced que fue saqueado por el pirata Lorencillo en 1683, y finalmente se levantó la parroquia de la ciudad, ahora Catedral. Entre 1731 y 1734 fue dedicada a la Asunción de la Virgen María a los cielos. 

Te puede interesar: Conoce la historia del Cristo del Cerro del Cubilete

Su famosa torre 

Este templo cuenta con cinco naves siendo la de mayor anchura la central; su cúpula mide 36 metros de altura y es de forma octagonal; tiene una pequeña linternilla en la parte superior y azulejos poblanos de talavera que enriquecen los adornos. 

Tiene una sola torre de tres cuerpos, el aspecto arquitectónico que más destaca de su estructura. La parroquia original no la tenía, fue en el año 1859 que Manuel Gutiérrez Zamora, gobernador del estado, mandó construirla. La torre está del lado derecho del templo. 

Su fachada es de estilo neoclásico. En la parte frontal carece de atrio, sin embargo, por la puerta lateral se accede al zócalo de la ciudad en el que hay árboles tropicales y palmeras. 

Su interior 

En su interior impera la sencillez y destacan los candelabros de cristal de Baccarat que fueron un obsequio del imperio austrohúngaro, pues se dice que pertenecieron a Maximiliano de Habsburgo. El altar mayor tiene esculturas barrocas, aunque en general, hay pocas imágenes piadosas. Las paredes se conservan blancas, y existen algunas capillas laterales que están dedicadas al beato Miguel Agustín Pro, san Charbel, la Santísima Trinidad, San José y la Virgen de la Asunción.

Interior de la Catedral de Veracruz.

Interior de la Catedral de Veracruz.

Hay otra capilla en la que se encuentra sepultado el beato Ángel Darío Acosta Zurita, que, con otros mártires de la fe, fue elevado a los altares por disposición del Papa Benedicto XVI, el 20 de noviembre de 2005, en una ceremonia que tuvo lugar en Guadalajara, Jalisco. 

Este sacerdote fue asesinado luego de haber bautizado a un niño el 25 de julio de 1931, cuando varios hombres armados ingresaron al templo y comenzaron a disparar a los sacerdotes que allí se encontraban. En la capilla donde fue acribillado está sepultado a nivel de piso.

Lee también: La Catedral basílica de Zacatecas, una herencia bañada de plata

Las campanas de esta catedral alegremente repicaron en mayo de 1990, durante la histórica visita del Papa San Juan Pablo II, a esta ciudad.

¿Mejor momento para visitar la Catedral de Veracruz? 

La Semana Santa. Desde hace más de 40 años, la conmemoración en el puerto destaca por la procesión del silencio, recorrido que inicia en el parque Ciriaco Vázquez y continúa hasta la Catedral. Esta numerosa procesión acompaña a la Virgen María en su dolor por la muerte de su Hijo.

Comentarios