San Lorenzo de Brindis, doctor de la Iglesia y defensor de la fe

San Lorenzo de Brindis es uno de los Doctores de la Iglesia, El santo fue autor de al menos 800 sermones conocidos.

San Lorenzo de Brindis es uno de los Doctores de la Iglesia desde el 19 de marzo de 1959, por declaratoria del papa Juan XXIII quien hizo este pronunciamiento el 28 de octubre, apenas seis meses después de que fue electo Pontífice.

El santo fue autor de al menos 800 sermones conocidos que abarcan 11 de los 15 volúmenes de sus obras, dedicadas en gran parte, a la teología kerigmática, es decir, el llamado de Dios a la conversión y la buena noticia del Evangelio. Y muchos de ellos estuvieron enfocados a la conversión de los judíos a quienes predicó durante tres años en Roma por encargo de Clemente VIII, a los musulmanes y a los protestantes.

En Praga, San Lorenzo tuvo una discusión con el luterano Policarpo Leiser quien predicaba en la corte de Sajonia y como resultado de aquel encuentro escribió Manual de Apología de la fe católica, que fue muy útil en la Contrarreforma, es decir, la respuesta de la Iglesia Católica a la Reforma protestante de Martín Lutero. Los protestantes pidieron al emperador Rodolfo II su expulsión del país.

San Lorenzo era un excelente diplomático y se convirtió en el brazo derecho del príncipe Felipe Manuel de Lorena, quien enfrentó a los turcos que estaban en expansión por Europa, y que amenazaban con conquistar Austria. El santo fue capellán militar en la contienda y destacó por su atención espiritual a los heridos.

Destacó por su predicación y dominio de los idiomas

San Lorenzo nació en Brindis, Portugal, en 1569 y sus padres fueron comerciantes venecianos. A los 14 años ingresó a la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, y en 1575 emigró con los frailes capuchinos de Verona, en Italia.

Estudió en la Universidad de Padua y llegó a hablar varios idiomas: latín, español, francés, alemán, griego siriaco y hebrero. Fue ordenado sacerdote en 1583 y destacó en la predicación, actividad que realizó durante 20 años en Italia, Hungría, Suiza, Alemania, España, Bélgica y Portugal con el apoyo de los jesuitas.

Falleció el 22 de julio de 1619 en Lisboa, y fue beatificado por Pío VI en 1783 y canonizado por León XIII en 1881. Se le representa con hábito franciscano conduciendo un ejército, con una cruz en la mano y en la otra un libro. Su fiesta litúrgica es el 22 de julio.

Compartir




Publicidad