Sabías que

¿Quién instituyó la Cuaresma?

El tiempo de ayuno y abstinencia como camino hacia la Pascua ha existido desde los primeros siglos del cristianismo, pero con algunas diferencias a lo que hoy vivimos.
En el siglo IV se estableció un periodo de 40 días para la Cuaresma.
En el siglo IV se estableció un periodo de 40 días para la Cuaresma.

De acuerdo John Flader, sacerdote del Opus Dei, escritor y teólogo norteamericano, desde los primeros siglos del cristianismo ha existido el tiempo de ayuno y abstinencia, similar al que hoy vivimos como tiempo de Cuaresma. De manera que en un sentido estricto -y de acuerdo con san León Magno-, la Cuaresma fue instituida por los apóstoles.

Puedes leer: ¿Qué es la Cuaresma? Esto dice la Biblia

Sin embargo, en los primeros 300 años de cristiandad, los días destinados a la purificación y a la conversión se limitaban a uno o dos, o a una semana cuando mucho. Cabe señalar que el fin de esta práctica ha venido siendo el mismo a través de los siglos: la conversión de espíritu; lo que ha venido evolucionando son las formas; principalmente en cuanto ampliación del tiempo a 40 días, para representar los días de ayuno y oración que Cristo pasó en el desierto antes de comenzar su vida pública.

La Cuaresma es un tiempo de penitencia de 40 días.

La Cuaresma es un tiempo de penitencia de 40 días.

“La primera mención que se hace de 40 días -señala el padre Flader- fue en el Concilio Ecuménico de Nicea (325 d.C.), y hacia finales del siglo IV la costumbre ya se hallaba enormemente extendida tanto en oriente como en occidente”.

En esencia el tiempo de la Cuaresma es el camino hacia la Pascua, la fiesta más importante para los católicos, en la que celebramos la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. Y de acuerdo con monseñor Carlos Samaniego, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de México, en estos 40 días de preparación, los católicos estamos llamados a la meditación, como apertura hacia nosotros mismos; a la caridad, como apertura a nuestros hermanos, y a la oración, como apertura a Dios.

*El padre John Flader escribió el libro Tiempo de preguntas: 140 preguntas sobre la fe católica)

Comentarios