Oración para pedir trabajo y superar las dificultades económicas

Dios fortalece nuestra fe y ánimo para no decaer ante las dificultades.
Esta oración para pedir trabajo fortalecerá tu ánimo. Foto Cathopic
Esta oración para pedir trabajo fortalecerá tu ánimo. Foto Cathopic

La siguiente es una oración para pedir trabajo, pues la falta de empleo es un momento difícil para toda persona y familia. El desempleo y la falta de recursos materiales puede causar desesperación, sin embargo, esta situación también puede ser un aliciente para aumentar nuestra fe en Dios.

Como señala la Biblia: “Pon en manos de Dios todas tus obras, y tus proyectos se cumplirán” (Pr. 16,3).




Lee: 5 oraciones por los enfermos, para sanar cuerpo y alma

La Sagrada Familia: Jesús, María y José. Foto: Cathopic

La Sagrada Familia: Jesús, María y José. Foto: Cathopic

La oración es de la autoría de monseñor Pedro Agustín Rivera Díaz, coordinador de la Comisión de Liturgia y Espiritualidad de la Arquidiócesis Primada de México.

 

Oración para el bienestar

Padre mío, A Ti levanto mis ojos y dirijo mis súplicas.
Tú conoces mis necesidades y estado de ánimo,
te pido derrames tu Espíritu Santo en mí,
en mi familia y en todos tus hijos que no tenemos empleo 
y padecemos tantas necesidades,
para que tengamos fortaleza, amor y templanza.

Fortalece nuestra fe y ánimo, para no decaer ante las dificultades.
Danos tu amor para poder amar a los que nos rodean.
Danos templanza para que sin lamentar lo perdido, aprovechemos lo que ahora tenemos
y busquemos y encontremos siempre lo mejor, no sólo en lo material sino también en la relación familiar,
con los demás y sobre todo Contigo, mi Señor.

Gracias porque en tu Hijo me muestras cuánto y cómo nos amas.
Él vivió en una familia, trabajó y padeció muchas necesidades,
como nosotros en la actualidad.

En Jesús y en su familia encontramos fortaleza y consuelo y un modelo a seguir,
te pedimos que como a ellos, nunca nos falte lo necesario para vivir,
tengamos buen ánimo y nos mantengamos unidos en la oración.

 
Gracias Padre mío, sé que escuchas las súplicas
que ponemos en las manos de nuestra madre santa María de Guadalupe para que lleguen a Ti.

Esto y todo lo que guardamos en nuestro corazón
te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén.