Mariposas negras en la casa, ¿sabes qué significa?

Se cree que la mariposa negra o "ratón viejo" anuncia una muerte en casa. ¿Qué tan cierto es esto?
Black witch (bruja negra), tiene un estigma negativo
Black witch (bruja negra), tiene un estigma negativo

La mariposa negra o “ratón viejo”, que puede llegar a medir hasta 19 centímetros de largo, ha tenido que enfrentar las falsas creencias que en ciertas regiones del mundo existen sobre que puede traer mala suerte, que su presencia anuncia la muerte de alguna persona en casa, o incluso, como una advertencia a las madres que descuidan a sus hijos.

En algunas zonas de México es común, sobre todo entre la población de mayor edad, escuchar decir que la presencia del “ratón viejo” en alguna esquina de su hogar puede ser un augurio de muerte, por lo que solicitan que de inmediato lo saquen al patio o a la calle.

Por su aspecto y colores sombríos, generalmente café y negro, desde tiempos prehispánicos este insecto ha estado presente en diferentes leyendas, tanto en México como en América Latina, todas ellas asociadas con la muerte y los malos augurios, razón por la cual miles de estas mariposas han resultado muertas.

Leer: ¿Sabes por qué los católicos no creemos en la buena suerte?

En el nombre lleva su penitencia

Pero este insecto, al que se le denomina en inglés como black witch (bruja negra), tiene un estigma negativo desde su nombre científico, Ascalapha Odorata, el cual proviene del demonio Ascálafo, el horticultor de Hades, el rey del inframundo en la mitología griega.

En las culturas mesoamericanas se les conocía, en náhuatl, como mictlanpapalotl (mariposa del país de los muertos), micpapalotl (mariposa de la muerte), miquipapalotl (mariposa de la mala suerte) o tetzahupapalotl (mariposa del espanto).

Mientras en Hawái representa a los difuntos que regresan a despedirse, en Chile se le conoce como “la polilla de la muerte”, en Venezuela como “tara bruja” y en Colombia como “brujas”, ahí consideran que son las almas encamadas de las hechiceras a quienes se les prohibió entrar al Paraíso.

En Cuba les conocen como “tatagua” o mariposa bruja, y su presencia se considera una advertencia para las madres que descuidan a sus hijos, en tanto que en Ecuador las conocen como “tandacuchi” y en Perú como “taparacuy” o “taparaco”, y en ambos países tienen la creencia, al igual que en México, de que si aparece en tu casa alguien morirá pronto.

Es una mariposa inocente y benéfica

Entre los mitos generados en torno a esta mariposa, principalmente por la ignorancia, se señala que el polvo que desprende de sus alas es venenoso o que puede causar la ceguera si cae sobre los ojos, lo cual es totalmente falso, ya que la mayor afectación que podría causar es una irritación leve.

De hecho, la Ascalapha Odorata es un insecto inocente que forma parte de la familia de las polillas, el cual ayuda a polinizar las plantas y las flores durante la noche, que se alimenta del jugo de frutas fermentadas.

Para protegerse de los depredadores suelen refugiarse en lugares sombreados, por ello es frecuente encontrarlos en los techos y las esquinas de los diversos espacios de las casas.

Para otras culturas son signo de fortuna

Pero hay algunas naciones que ven a este insecto como un signo de fortuna y buena suerte, por ejemplo en las Bahamas las conocen como “polillas de dinero”, ya que tienen la creencia de que si alguna de ellas se posa sobre tu cuerpo, te traerá dinero.

En Texas, Estados Unidos, señalan que si una Ascalapha Odorata se posa sobre el dintel de una casa la superstición indica que el dueño del inmueble ganará en breve la lotería.

La mariposa negra Cuenta con su propia belleza

Al verse de cerca a esta mariposa que generalmente pueden tener un color café o negro, se podrán apreciar una serie de tonos color púrpura, rosado y verde, además de una serie de líneas y figuras ovaladas que la hacen verse amenazadora, de ahí el hecho de que genere cierto temor en algunas personas.

Los machos de esta especie pueden alcanzar los 15 centímetros de envergadura, y las hembras llegan a medir los 19 centímetros, mientras que sus larvas llegan a medir hasta siete centímetros.

Así más allá de las supersticiones y creencias, es importante reconocer el papel que juegan estas mariposas para el proceso de polinización de platas y flores en el medio ambiento y evitar así que sean sacrificadas de manera injusta.

Leer: Biología y ecología de la flora colonizadora

Compartir