La vez que Benedicto XVI confió a México el futuro de las familias

En el 2009, el Papa Benedicto XVI designó a la Arquidiócesis de México como sede del VI Encuentro Mundial de las Familias.
Papa Benedicto XVI
Papa Benedicto XVI

El Papa Benedicto XVI tuvo siempre una especial preocupación por la familia, y en el 2009 distinguió a la Arquidiócesis Primada de México como sede del VI Encuentro Mundial de las Familias, que tuvo lugar entre el 16 y el 18 de enero, coincidiendo con los 30 años de la primera visita de Juan Pablo II a México.

El tema del encuentro fue: ‘La familia, formadora de valores humanos y cristianos’, porque con anterioridad el Papa había advertido una ‘frecuente disociación’ entre lo que se dice creer y el modo concreto de vivir”.

Por ello, para ese encuentro propuso alentar en los hogares cristianos la formación de una recta conciencia moral, que ayudara a “seguir fielmente la voluntad que Dios ha sembrado en lo más íntimo del corazón de cada persona’.

Un evento inolvidable

Aquel encuentro abarcó reflexiones teológicas y pastorales, un espacio festivo y testimonial, y en la clausura, en la que intervino Su Santidad Benedicto XVI a través de una transmisión directa y en vivo, se siguió a través de pantallas gigantes que en la Basílica de Guadalupe.

La Misa de clausura fue presidida por el Cardenal Tarcisio Bertone, entonces Secretario del Estado Vaticano y delegado del Papa; el Cardenal Ennio Antonelli, Presidente del Consejo Pontificio para la Familia; el ahora arzobispo emérito de México, Norberto Rivera Carrera, y el Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Cardenal Carlos Aguiar Retes, actual Arzobispo Primado de México.

El evangelio de la familia

Entre los mensajes que dio el Papa Benedicto XVI, con motivo de aquel evento, destacó: “El amor y la entrega total de los esposos, con sus notas peculiares de exclusividad, fidelidad, permanencia en el tiempo y apertura a la vida, está en la base de esa comunidad de vida y amor que es el matrimonio”.

“Hoy es preciso anunciar con renovado entusiasmo que el evangelio de la familia es un camino de realización humana y espiritual, con la certeza de que el Señor está siempre presente con su gracia”, dijo.

Benedicto XVI advirtió que “en el ámbito de la vida están surgiendo nuevos planteamientos que ponen en tela de juicio este derecho fundamental. (…) Se facilita la eliminación del embrión o su uso arbitrario en aras del progreso de la ciencia que, al no reconocer sus propios límites y no aceptar todos los principios morales que permiten salvaguardar la dignidad de la persona, se convierte en una amenaza para el ser humano mismo”.

El Papa observó que “en América Latina, como en todas partes, los hijos tienen el derecho de nacer y crecer en el seno de una familia fundada sobre el matrimonio”, y subrayó la riqueza que los hijos suponen para la familia.

“Por eso es necesario –dijo– ayudar a todas las personas a tomar conciencia del mal intrínseco del crimen del aborto que, al atentar contra la vida humana en su inicio, es también una agresión contra la sociedad misma. De ahí que los políticos y legisladores, como servidores del bien social, tienen el deber de defender el derecho fundamental a la vida, fruto del amor de Dios”.

“Es indudable que para la acción pastoral, en una materia tan delicada y compleja, y en la que intervienen diversas disciplinas y se tratan cuestiones tan fundamentales -concluyó Benedicto XVI- se requiere una cuidadosa preparación de los agentes pastorales en las diócesis”, así como de los laicos que “dedican sus energías a este servicio de las familias”.

Una gran cobertura

Al encuentro asistieron 20 cardenales, 200 obispos de varias partes del mundo, 200 sacerdotes que distribuyeron la Sagrada Comunión entre los más de 10 mil asistentes a este evento, que fue cubierto por 180 medios de comunicación.

Durante todo el Encuentro, el periódico Desde la fe imprimió 5 mil ejemplares diarios, que fueron repartidos de manera gratuita entre los asistentes, y nada más el primer día del Encuentro, la sala de prensa realizó 11 mil impresiones de papelería con información periodística. En la página electrónica del VI Encuentro Mundial de las Familias, en tan solo 15 días, hubo un ingreso de un millón 81 mil personas.

 

 

 

Compartir