Besar los dedos al persignarse, ¿es correcto o incorrecto?

En América Latina acostumbramos besar la cruz que formamos con los dedos pulgar e índice de la mano derecha, pero, ¿esto es correcto?
Mujer persignándose
Mujer persignándose

A muchas personas nos enseñaron que al terminar de persignarnos le debíamos dar un beso a la cruz que formamos con los dedos pulgar e índice de la mano derecha, pero algunos aseguran que eso no está bien, pues los sacerdotes no lo hacen. ¿Es correcto o incorrecto besar los dedos en forma de cruz? 

Debemos recordar que en América Latina los católicos acostumbramos este beso a los dedos en cruz al terminar de santiguarnos o persignarnos. Es un gesto de amor y de respeto hacia este signo que nos identifica como seguidores de Cristo.

Te puede interesar: Jesús dijo en la cruz: Todo está cumplido, ¿qué significa?


La confusión puede darse porque el obispo o el sacerdote que preside la Misa solamente traza la señal de la cruz (llevándose la mano derecha a la frente, el pecho, el hombro izquierdo y derecho) sin besarse los dedos después.

Y es que en la Liturgia no está mandado (cabe aclarar que tampoco prohibido), que durante la Misa los fieles realicen este gesto, sea al inicio, o antes de la proclamación del Evangelio, e incluso, según acostumbran algunas personas, antes de recibir la Sagrada Comunión.

Después de todo, el beso sí es considerado una expresión permitida en la Liturgia, por ejemplo, cuando el sacerdote besa el altar, al inicio de la Misa o cuando besa el Evangeliario.

Así pues, mientras no se determine oficialmente otra cosa, no hay nada de malo en que demos respetuosa y devotamente un beso a la cruz que forma con los dedos al terminar de persignarse.

Te puede interesar: ¿Por qué la Cruz de Cristo es signo de salvación?