10 cosas que no sabías sobre la crucifixión de Jesús

A través de datos científicos e históricos se ha probado lo narrado por los evangelistas.
La Crucifixión de Jesús. Foto: María Langarica
La Crucifixión de Cristo. Foto: María Langarica

La crucifixión de Jesús ha sido representada muchas veces, pintores de todas las épocas la han ilustrado, e incluso la hemos visto en el cine.

Datos históricos y científicos comprueban no sólo que fue un camino de mucho sufrimiento, también hablan de la veracidad de lo escrito por los evangelistas.

Estos son 10 datos que posiblemente no sabías sobre la crucifixión de Cristo.




1.- Cristo rumbo al Gólgota, sólo cargo el travesaño horizontal (Patibulum) de la cruz, el poste vertical (Stipes) ya estaba colocado en el lugar de la ejecución. De hecho, había varios ‘Stipes’ en el lugar. La tradición de Jesús ‘arrastrando’ la cruz rumbo al Gólgota apareció varios siglos después cuando ya no se sabía cómo se llevaba a cabo le ejecución.

La Cruz. Foto: Cathopic

La Cruz. Foto: Cathopic

2.- La cruz no tenía ‘supedaneum’ ni ‘sedil’ El Supedaneum era un pequeño trozo de madera clavado a la cruz a la altura de los pies, para que el condenado, se apoyara ligeramente durante el suplicio. El sedil era otro pedazo de madera colocado a la altura de los glúteos, para que se ‘sentara’ pero en realidad era algo que producía más sufrimiento.

Puedes leer: Cómo rezar el Viacrucis en casa este Viernes Santo

3.- En el caso de Cristo se usó una ‘Crux Humilis Decapitata (Cruz humilde, sin cabeza), que era de las más simples usada para los condenados más despreciados socialmente. No era una cruz muy alta, aunque se considera que los pies de Cristo deben haber estado como a un metro y medio de altura.

4.- El Stipes (el poste vertical) tenía en la punta una espiga donde se insertaba el Patibulum. En la parte superior del Stipes, que sobresalía del Patibulum fue donde se colocó el letrero (Titulus Crucis) mandado a hacer por Pilato.

Jesús muere en la cruz en la XII estación del viacrucis.

Jesús muere en la cruz en la XII estación del viacrucis.

5.- El Titulo de la Cruz decía “Jesús Nazareno, Rey de los Judíos”, escrito en tres idiomas: Hebreo, Griego y Latín, ¡¡¡pero todos escritos de derecha a izquierda!!! Como se escribe en Hebreo. En Roma, en la Basílica de la santa Cruz, se conserva un fragmento de 23.5cm de largo por 13 cm de alto.

6.- Jesús fue crucificado desnudo, como era la costumbre. Esto era por varias razones. La primera era una burla más hacia el condenado pues al exhibirlo así, lo avergonzaban ante los curiosos. La segunda era que, los soldados se quedaban (robaban) con las posesiones que llevara encima el condenado, incluida la ropa. De hecho, Mateo especifica que se jugaron a la suerte sus vestiduras. (Mt 27,35), y la tercera, era porque normalmente los cuerpos de los crucificados eran arrojados a la fosa común.

7.- Antes de crucificarlo, Jesús fue flagelado brutalmente por órdenes de Poncio Pilato. Lo curioso es que hizo esto para ver si con ese castigo satisfacía a la plebe y podía liberar a Jesús, en el que no encontraba culpa alguna. Dicen los médicos forenses que la flagelación fue brutal, pero ‘cuidadosa’ pues los golpes no se concentran en ninguna parte del cuerpo, sino que están distribuidos uniformemente, indicando que no buscaban la muerte del flagelado.

Representación del Viacrucis en el Reclusorio Oriente 2019. Foto: Alejandro García

Representación del Viacrucis en el Reclusorio Oriente 2019. Foto: Alejandro García

8.- Jesús fue flagelado por dos verdugos, usando los flagelos conocidos como ‘flagellum’ y ‘flagrum’, uno con dos correas y el otro con tres correas. Cada correa tenía en la punta una mancuernilla de plomo o un hueso de borrego llamado ‘astrágalo’ para darle contundencia al golpe. Se cuentan en la Sábana Santa alrededor de 500 heridas producto de la flagelación de Jesús. Su cuerpo quedó convertido en una llaga viviente.

Puedes leer: La Sábana Santa se expondrá por internet para pedir el fin de la pandemia

9.- Nos relatan los Evangelistas, que antes de llevarlo a crucificar, la pusieron una corona de espinas, para burlarse de este reo que se decía ‘Rey’ En la Sábana Santa quedó el registro de un ‘casco’ de espinas que tuvo Cristo, pues las heridas y las hemorragias provienen no sólo de la parte lateral de la cabeza, sino también de la parte superior. Encuentran los médicos treinta heridas punzocortantes, tanto en la frente, la nuca y la parte superior de la cabeza, que sangraron profusamente.

El Papa Francisco reza ante la Sábana Santa en 2015.

El Papa Francisco reza ante la Sábana Santa en 2015.

10.- Simón de Cirene es obligado a ayudar a Cristo a llevar la cruz, porque los soldados temen que se muera en el camino. Los médicos forenses consideran que, rumbo al Gólgota, Jesús estaba al borde de un ‘shock hipovolémico’, esto es, un shock por pérdida de fluidos (sangre y agua) lo que lo tenía ya, en esos momentos, al borde de la muerte. Consideran los expertos que debe haberse caído varias veces (tres, cuenta la tradición) y en las rodillas quedaron rastros de la tierra de Jerusalén.

El autor es físico egresado de la Facultad de Ciencias de la UNAM y Presidente del Centro Mexicano de Sindonología. 

Compartir




Publicidad