10 canciones para alimentar el espíritu en esta Semana Santa

Los temas tratan sobre el sacrificio de Jesús en la cruz por nuestra redención, o ayudan a disponer el corazón a Dios en estos días de Semana Santa.
La Pasión de Cristo
La Pasión de Cristo

Lunes, martes y miércoles santos son días que nos permiten preparar el espíritu para participar de los oficios del Triduo Pascual, con los que se recuerda la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Señor Jesucristo.

La música es una herramienta invaluable para estimular nuestros sentidos y ayudarnos a que éstos vuelen hacia lo trascendente, hacia Dios, por lo que en estos días se recomienda escuchar canciones religiosas que nos hagan centrarnos en los misterios que vamos a celebrar en los próximos días.

Te puede interesar: ¿Está prohibido escuchar música en Semana Santa?

A continuación te proponemos 10 canciones que te ayudarán a preparar el espíritu para participar adecuadamente del Triduo Pascual; son canciones que han sido compuestas por artistas contemporáneos, a propósito del sacrificio de Jesús en la cruz por nuestra redención o simplemente para abrir el corazón a Él en estos días santos.

Estos 10 temas que te proponemos los puedes escuchar los días previos al Triduo Pascual, e incluso durante el mismo.

1. Saliendo del pretorio (Mariana de la Garza)

 

2. El diario de María (Mónica Arroyo)

 

3. Nadie te ama como yo (Martín Valverde)

 

4. Hasta la locura (Maurilio Suárez)

 

5. Hazme sentir (Gerardo Villegas)

 

6. Aún (David Lozano)

 

7. Él te ama tanto (Rafa Salomón)

8. Y te negué (Alex de Boga)

9. Yo te amo (Celines)

10. Caminar (Mariana Granillo)

 

 

Y para el Triduo Pascual, en particular, el P. José Alberto Medel Ortega, especialista en liturgia de la Diócesis de Xochimilco, sugiere temáticas específicas, de acuerdo a cada día:

Jueves Santo: cantos eucarísticos

Viernes Santo: cantos que hablen sobre la muerte de Jesús, sobre su amor, sobre la redención o sobre la misma Virgen María al pie de la cruz.

Sábado Santo: procurar el silencio, pero si no es posible, escuchar música sin canto, tranquila, relajante, que invite a la serenidad y a la paz.

Domingo de Resurrección: música jubilosa, festiva, de gozo, de fiesta, que permita explorar las emociones ante el triunfo de Cristo Resucitado sobre la muerte.

Compartir