La voz del Papa

Seamos dóciles al Espíritu Santo, Él nos guía: Papa Francisco

El Pontífice aseguró la Iglesia, al igual que las personas, no puede permanecer estática.
Foto: Vatican Media
Foto: Vatican Media

El Papa Francisco reflexionó este domingo sobre la misión que el Espíritu Santo tiene con las personas y la Iglesia.

“La tarea del Espíritu Santo es hacer recordar a las personas, es decir, hacerlas comprender plenamente e inducirlas a poner en práctica concretamente las enseñanzas de Jesús ”, expresó durante la oración Regina Coeli de este sexto domingo de Pascua, ante la presencia de fieles y peregrinos congregados en la Plaza de San Pedro.

La reflexión es con motivo del Evangelio de este día que relata las palabras de Jesús a sus apóstoles en la Última Cena, a quienes les promete que “no se quedarán solos”, sino que con ellos estará siempre el Espíritu Santo,  que “está al lado, para sostener y consolar”.

Así como las personas deben ser dóciles ante el Espíritu Santo, también la Iglesia tiene la misión de mantenerse en movimiento con su guía, aseguró.

Parte de la Audiencia de este domingo. Foto: Vatican Media

Parte de la Audiencia de este domingo. Foto: Vatican Media

Iglesia en movimiento

“La Iglesia no puede permanecer estática, sino que está llamada a actuar como una comunidad en camino, animada y sostenida por la luz y la fuerza del Espíritu Santo que hace nuevas todas las cosas”.

Para ello, dijo, “hay que  liberarnos de las ataduras mundanas que representan nuestros puntos de vista, nuestras estrategias, nuestros objetivos, que a menudo pesan sobre el camino de la fe, y de ponernos a la escucha dócil de la Palabra del Señor“.

Ante los fieles, el Papa expresó que “es el Espíritu de Dios quien nos guía y guía a la Iglesia, para que resplandezca el auténtico rostro de la Iglesia, bello y luminoso, querido por Cristo”.

Al terminar la oración mariana,  el Papa Francisco saludó a los peregrinos de Roma y de otras partes del mundo que acudieron este domingo al Vaticano y bendijo también a los peregrinos polacos que participan en la gran peregrinación al Santuario Mariano de Piekari Slaskie.