¿Sabías que el Papa Francisco fue adorador nocturno en su juventud?

El semanario católico Alfa y Omega sacó a la luz una etapa hasta ahora desconocida del Santo Padre: su paso como adorador nocturno entre 1954 y 1955 en Buenos Aires.
El Papa Francisco expone al Santísimo en la Capilla de Santa Marta. Foto: Vatican Media
El Papa Francisco expone al Santísimo en la Capilla de Santa Marta. Foto: Vatican Media

El Papa Francisco reveló un aspecto poco conocido de su juventud, cuando era solamente Jorge Mario Bergoglio: su etapa como adorador nocturno en Buenos Aires, entre los años de 1954 a 1955.

El Papa envió una carta al semanario católico Alfa y Omega, con motivo de un libro del periodista Lucas Schaerer, quien envió al Papa una copia que incluye la hoja registro de la Adoración.

Leer: ¿Es válida la adoración al Santísimo Sacramento en internet?


En esa hoja aparece el nombre de Jorge Bergoglio, que hizo recordar al Santo Padre aquellos primeros años de su vida en la capital de Argentina.

“Me emocionó la fotocopia del libro sobre la adoración nocturna”, reconoce el Santo Padre.

Cuaderno de la adoración nocturna, con el nombre del Papa Francisco. Foto cedida por Lucas Schaerer a Alfa y Omega.

Cuaderno de la adoración nocturna, con el nombre del Papa Francisco. Foto cedida por Lucas Schaerer a Alfa y Omega.

Cada sábado, el Papa Francisco, su hermano Óscar y un vecino del barrio acudían a basílica del Santísimo Sacramento durante la noche para apuntarse en las guardias de oración

“Se comenzaba la adoración alrededor de las nueve de la noche, después de la predicación del padre Aristi”, recuerda el Papa en la carta.

Leer: 3 pasos para aprender a adorar a Dios, según el Papa Francisco

El Papa ya había recordado a ese sacerdote, quien fue su confesor durante muchos años, como uno de sus grandes ejemplos, y lleva su Rosario consigo todos los días desde que falleció hace 25 años.

El Papa rezando el Santo Rosario. Foto: Vatican Media.

El Papa rezando el Santo Rosario. Foto: Vatican Media.

“Las camisas del Papa no tienen bolsillos, pero yo siempre llevo una bolsita de tela pequeña, y desde entonces hasta ahora, y mi mano se dirige aquí siempre. ¡Siento la gracia! Hace mucho bien el ejemplo de un sacerdote misericordioso, de un sacerdote que se acerca a las heridas”, dijo en una reunión con presbíteros en 2014.

Padre Aristi. Foto cedida por Lucas Schaerer a Alfa y Omega.

Padre Aristi. Foto cedida por Lucas Schaerer a Alfa y Omega.

Alfa y Omega entrevistó a Eduardo Fernández Rojo, otro destacado adorador nocturno de la basílica del Santísimo Sacramento, quien sacó a la luz un antiguo recuerdo.

“El padre Leopoldo Jiménez Montenegro [que falleció por Covid-19 hace unas semanas] un día me dijo que Bergoglio era un santo” .

“Se decía –agregó- que ayudaba mucho a los curas jóvenes, que se levantaba a las cuatro de la mañana para rezar, y que había sido desde joven adorador nocturno, como nosotros”.

Con información y fotos de Alfa y Omega.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios