Papa Francisco: “Los llevaré conmigo, en la memoria y en la oración”

Tras un emotivo encuentro en Atenas con integrantes de la Pastoral Juvenil, el Papa Francisco concluyó su 35 Viaje Apostólico por Chipre y Grecia.
El Papa Francisco regresó al Vaticano al concluir su 35 Viaje Apostólico por Chipre y Grecia.
El Papa Francisco regresó al Vaticano al concluir su 35 Viaje Apostólico por Chipre y Grecia.

Este 6 de diciembre, el Papa Francisco dejó Grecia y volvió al Vaticano, luego de haber sostenido un emotivo encuentro con integrantes de la Pastoral Juvenil de país helénico y con estudiantes de la escuela San Dionicio, de las Hermanas Ursulinas de Marusi.

Puedes leer: Visita a Lesbos: Los 5 mensajes del Papa Francisco sobre migración

El encuentro inició con un momento de oración preparado por los jóvenes, quienes, tras llevar a cabo algunos bailes regionales, le relataron al Papa Francisco bellos testimonios de fe que lo conmovieron, a los cuales él respondió de forma clara y sencilla, pero a la vez con la profundidad que lo caracteriza.

Mensajes de agradecimiento

Con dicho encuentro concluyó el 35 Viaje Apostólico del Papa Francisco que lo llevó a Chipre y Grecia, países a los que agradeció su acogida, a través de su cuenta de Twitter, durante su traslado hacia el Vaticano. “Gracias de corazón por la acogida que he recibido en Chipre y Grecia. ¡Gracias a todos los que han colaborado para preparar este #ViajeApostólico! Los llevaré conmigo, en la memoria y en la oración”.

Asimismo, el Papa Francisco, a manera de despedida, envió una bendición a la Presidenta de Grecia, Katerina Sakellaropoulou, a través de un mensaje en el que le agradeció la “amable hospitalidad” que recibió durante su estancia”.

Telegrama del Papa Francisco al Presidente de Italia

De vuelta a Roma, el Santo Padre envió un telegrama al Presidente de Italia, Sergio Mattarella, en el que se lee:

“De regreso a Italia, al término de mi viaje apostólico a Chipre y Grecia, durante el cual he tenido la oportunidad de alentar la promoción del diálogo, la consolidación de la democracia y la integración entre los pueblos, me complace dirigirle a usted, señor Presidente, y al pueblo italiano un saludo deferente, que acompaño con cordiales deseos de paz y bien para toda la nación”.

La respuesta de Sergio Mattarella no se hizo esperar:

“Al poner la promoción y la defensa de la dignidad humana en el centro de su magisterio -y de su predicación durante esta visita pastoral-, Su Santidad ofrece un incansable estímulo para reforzar el diálogo, la cohesión y la armonía, elementos esenciales para el desarrollo auténticamente humano de los países mediterráneos. A la espera de tener el placer de volver a encontrarnos dentro de unos días en el Vaticano, renuevo los sentimientos de afecto y cercanía del pueblo italiano”.

Con información de Vatican News.