Papa Francisco en el Ángelus: Jesús nos invita a no tener miedo

Durante el Ángelus, el Santo Padre también envió una felicitación a los padres de familia en su día.
El Papa Francisco durante el Ángelus. Foto: Vatican Media.
El Papa Francisco durante el Ángelus. Foto: Vatican Media.

El Papa Francisco comentó la lectura del Evangelio de este domingo (Mt 10, 26-33) en el que Jesús envía a sus discípulos a misionar y los invita a no tener miedo, a ser fuertes y confiados ante los desafíos de la vida. El Santo Padre invitó a los fieles que se congregaron en la plaza de san Pedro a seguir ésta enseñanza.

“El pasaje de hoy forma parte del discurso misionero con el que el Maestro prepara a los Apóstoles para la primera experiencia de proclamar el Reino de Dios”, dijo, y aseguró: “el miedo es uno de los enemigos más feos de nuestra vida cristiana y Jesús exhorta no tener miedo. No tengan miedo”.

Posteriormente, el Santo Padre describió tres situaciones que aún enfrentan hoy en día quienes proclaman las enseñanzas de Jesús.


Los que quieren silenciar la Palabra de Dios

En primer lugar, los discípulos enfrentan la hostilidad de quienes quieren silenciar la Palabra de Dios “edulcorándola o silenciando a los que la anuncian”, dijo. En este caso, “Jesús anima a los apóstoles a difundir el mensaje de salvación que les ha confiado. Por el momento, Él lo ha transmitido con cautela, casi en secreto, en el pequeño grupo de los discípulos”, pero tendrán que decirlo ‘a la luz día’ y anunciar públicamente, su Evangelio, agregó el Papa.

La amenaza física

La segunda situación es amenaza física en su contra, “la persecución directa de su pueblo, incluso hasta el punto de que los maten”, dijo el Santo Padre.

“Esta profecía de Jesús se ha cumplido en todas las épocas: es una realidad dolorosa, pero atestigua la fidelidad de los testigos. ¡Cuántos cristianos son perseguidos aún hoy en día en todo el mundo! Sufren por el Evangelio con amor, son los mártires de nuestros días. Y podemos decir con seguridad que son más que los mártires de los primeros tiempos: muchos mártires, solo por ser cristianos”, expresó.

.A estos discípulos de ayer y de hoy que sufren persecución, Jesús les recomienda: no teman. “No hay que temer a los que intentan extinguir la fuerza evangelizadora mediante la arrogancia y la violencia. De hecho, no pueden hacer nada contra el alma, es decir, contra la comunión con Dios: nadie puede quitársela a los discípulos, porque es un regalo de Dios”.

Sentir que Dios los ha abandonado

El tercer tipo de desafío al que los apóstoles deberán enfrentarse lo identifica Jesús en el sentimiento, que algunos experimentarán, de que el mismo Dios los ha abandonado, permaneciendo distante y en silencio, explicó el Papa.

“También en este caso nos exhorta a no tener miedo, porque, aunque pasemos por estos y otros escollos, la vida de los discípulos está firmemente en manos de Dios, que nos ama y nos cuida”.

Agregó que también Jesús sufrió esta prueba. “A veces sentimos esta aridez espiritual; no tenemos que tenerle miedo. El Padre nos cuida porque nuestro valor es grande a sus ojos. Lo importante es la franqueza, es la valentía del testimonio de fe: ‘reconocer a Jesús ante los hombres’ y seguir adelante obrando el bien”.

Una felicitación a los padres de familia

Posterior al Ángelus, el Papa recordó que en su patria, Argentina, y en otros países del mundo -entre ellos México- este domingo se celebra el Día del Padre.

“Aseguro mi cercanía y oración a todos los padres. ¡Todos sabemos que ser papá no es un trabajo fácil! Por esto recemos por ellos. Recuerdo de manera especial a nuestros padres que continúan protegiéndonos desde el Cielo”, dijo.

Orar por los refugiados y trabajar por el medio ambiente

El Santo Padre también recordó que el sábado fue el Día Mundial de los Refugiados. “La crisis que ha provocado el coronavirus ha puesto en relieve la necesidad de asegurar la protección necesaria también a las personas refugiadas, para así garantizar su dignidad y seguridad. Los invito a unirse a mi oración por un empeño renovado y eficaz de todos en favor de la protección efectiva de cada ser humano, en particular los que se han visto obligados a huir debido a situaciones de grave peligro para ellos o sus familias”.

Asimismo recordó que el aislamiento debido a la pandemia redujo la contaminación en algunos lugares. En Italia y el resto de Europa, donde ya inició el desconfinamiento, el Papa pidió a los fieles ser responsables con el medio ambiente, “fomenten una ciudadanía cada vez más consciente de este bien común esencial”, les dijo.

Los fieles en la plaza de San Pedro mantuvieron la distancia y portaron cubrebocas, medidas de sanidad obligatorias en el Vaticano.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

 

 



Google-news