La voz del Papa
rmb

Papa Francisco: ‘¡Señor, si Tú quieres puedes sanarme!’

El Santo Padre aseguró que Dios ama a cada persona con su propia historia.
El Papa Francisco en el Ángelus del 16 de agosto de 2020. Foto: Vatican Media.
El Papa Francisco en el Ángelus del 16 de agosto de 2020. Foto: Vatican Media.

El Papa Francisco en su mensaje previo al Ángelus de este domingo aseguró que cada persona tiene su propia historia y muchas veces es una historia difícil, con muchos dolores y pecados.” ¿Qué hago, yo, con mi historia? ¿La escondo? ¡No! Tenemos que llevarla delante del Señor” y decirle: ‘¡Señor, si Tú quieres, puedes sanarme!’.

Esto nos enseña el Evangelio de este domingo (Mt 15, 21-28) que habla del encuentro entre Jesús y una mujer cananea. En este pasaje Jesús está al norte de Galilea con sus discípulos y se acerca la mujer que busca ayuda para su hija enferma. “Ten piedad de mí, Señor”, le dice. Jesús la ignora, pero ella insiste.


Ante su insistencia, Jesús dice a los discípulos que su misión está dirigida solamente a ‘las ovejas perdidas de la casa de Israel’. Y él cita un proverbio  a la mujer, el cual parece cruel -dijo el Santo Padre -: ‘No está bien tomar el pan de los hijos y echárselo a los perritos’. Y la mujer enseguida responde: ‘Sí, Señor, pero también los perritos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos’.

Ante esto Jesús responde: ‘Mujer, grande es tu fe; que te suceda como deseas’.

¿Cuál es la fe grande?

La fe grande es aquella que lleva la propia historia, marcada también por las heridas, a los pies del Señor pidiéndole que la sane, que le dé sentido, dijo el Papa este domingo ante los peregrinos reunidos en la plaza de San Pedro.

“Cada uno de nosotros tiene su propia historia y no siempre es una historia limpia; muchas veces es una historia difícil, con muchos dolores, muchos problemas y muchos pecados. ¿Qué hago, yo, con mi historia? ¿La escondo? ¡No! Tenemos que llevarla delante del Señor: “¡Señor, si Tú quieres, puedes sanarme!” Esto es lo que nos enseña esta mujer, esta buena mujer: la valentía de llevar la propia historia de dolor delante de Dios, delante de Jesús”.

El Santo Padre invitó a los fieles a hacer este ejercicio este domingo, pensar en la propia historia y decir : “¡Señor, si Tú quieres, puedes sanarme!”.

Para esto es necesario entender que Jesús tiene un corazón lleno de compasión. “Lleva sobre sí nuestros dolores,  lleva sobre sí nuestros pecados, nuestros errores, nuestros fracasos, pero es un corazón que nos ama así, como somos, sin maquillaje”.

Llevar siempre el Evangelio

El Santo Padre insistió en su consejo para conocer más a Jesús, llevar siempre un pequeño Evangelio de bolsillo y cada día leer un pasaje, como ya ha sugerido en otras ocasiones.

“Allí encontrarán a Jesús como Él es, como se presenta; encontrarán a Jesús que nos ama, que nos ama mucho, que nos quiere mucho. Recuerden la oración: ¡Señor, si Tú quieres, puedes sanarme!”. Bonita oración. El Señor nos ayude, a todos nosotros, a rezar esta bonita oración que nos enseña una mujer pagana: no cristiana, ni judía, sino pagana”.

Por último, el Papa pidió que la Virgen María interceda con su oración, para que crezca en cada bautizado la alegría de la fe y el deseo de comunicarla con el testimonio de una vida coherente.

Líbano y Bielorrusia en sus oraciones

El Papa Francisco afirmó que continúa rezando por Líbano, y por las otras situaciones dramáticas en el mundo que causan sufrimiento a la gente.

Mi pensamiento va también a la querida Bielorrusia. Sigo con atención la situación postelectoral en este país y hago un llamado al diálogo, al rechazo de la violencia y al respeto de la justicia y del derecho. Encomiendo a todos los bielorrusos a la protección de la Virgen, reina de la paz”, dijo.

Bielorrusia vive protestas contra los resultados electorales del 9 de agosto que reconfirmaron la presidencia de Alexander Lukashenko, el cual se encuentra en el poder desde 1994.

Cercanía con todos los afectados por el COVID-19

El Santo Padre también pidió estar cerca de todos aquellos que han sido afectados por la pandemia de COVID-19, “muchas familias que no tienen trabajo, que lo han perdido y no tienen para comer”, para ellos pidió la caridad y la cercanía de todos los fieles.

 

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios