La voz del Papa

Papa: Es necesario comprender el amor de Dios por nosotros en Cristo

Durante su homilía en Santa Martha, el Papa Francisco exhortó a comprender el amor de Dios por nosotros a través de Cristo.
El Papa Francisco celebra la Misa matutina en la Capilla de la Casa de Santa Marta. Foto: Vatican Media
El Papa Francisco celebra la Misa matutina en la Capilla de la Casa de Santa Marta. Foto: Vatican Media

Durante su homilía en la Casa de Santa Martha, el Papa Francisco exhortó a comprender la ternura del amor de Dios por la humanidad, a través de Jesús, con el propósito de entender lo que es “el amor de Cristo”.

Su reflexión se basó en la Carta de San Pablo a los Romanos, en la que, refirió el Santo Papa, “puede parecer un poco soberbio y demasiado seguro de sí mismo, al afirmar que ni siquiera la tribulación, la angustia, la persecución, el hambre, la desnudez, el peligro, ni la espada lograrán separarnos del amor de Cristo”.

Enamorado de Cristo

El Sumo Pontífice explicó que la humanidad es más que ganadora con el amor del Señor, así como lo fue san Pablo, -dijo-, pues desde el momento en que el Señor lo llamó en el camino a Damasco, comenzó a comprender el misterio de Cristo y “se había enamorado de Cristo”.

“El apóstol fue tomado por un amor fuerte, no por un argumento de telenovela, un amor ‘en serio’, hasta el punto de sentir que Dios siempre lo acompañaba en lo bueno y en lo malo. ¿Amo al Señor así? Cuando llegan momentos feos, ¿cuántas veces sentimos el deseo de decir: ‘El Señor me ha abandonado, ya no me ama’ y le gustaría dejar al Señor”.

El Papa recordó de nuevo a Pablo y dijo que estaba seguro de que el Señor nunca abandona y -dijo- que el apóstol  entendió el amor de Cristo en su propia vida. “Este es el camino que nos hace ver Pablo: el camino del amor, siempre, en lo bueno y en lo malo, siempre delante. Esta es la grandeza de Pablo”.

No hay amor más grande que dar la vida por el otro

El Pontífice señaló que el amor de Dios no se puede describir y recordó que Jesús dio su vida para salvarnos y demostró que “no hay amor más grande que dar la vida por el otro”, el cual ejemplifica con el amor de una madre que “da la vida por su hijo, siempre lo acompaña en la vida, en los momentos difíciles pero aún así es poco…Es un amor cercano a nosotros, no es un amor abstracto el amor de Jesús, es un amor Yo-tú, yo-tú, cada uno de nosotros, con nombre y apellido”.

Aseguró que si no se llega a sentir y comprender la ternura del amor de Dios en Jesús por cada ser humano, entonces, nunca se podrá comprender lo que es el amor de Cristo.

Por tanto, el Papa Francisco exhortó a los asistentes a preguntarse si Jesús está llorando por todos, pues “Él que nos ha dado tantas cosas, mientras que a menudo nosotros elegimos ir por otro camino. El amor de Dios se convierte en una lágrima, en llanto, llanto de ternura en Jesús”, reitera. Por ello, – concluye el Pontífice – San Pablo se había enamorado de Cristo y nada podía separarlo de Él.

Lee: Papa: la ternura es derramar en el mundo el amor de Dios