La voz del Papa

5 claves del Papa Francisco para un noviazgo cristiano

El Papa Francisco nos explica cómo debe ser un auténtico noviazgo católico.
Así puedes vivir un auténtico noviazgo cristiano. Foto: Cathopic
Así puedes vivir un auténtico noviazgo cristiano. Foto: Cathopic

El noviazgo cristiano es, según el Papa Francisco, un recorrido de vida que debe madurar en el amor hasta convertirse en Matrimonio. Es un camino cuyas etapas “no deben ser quemadas”, para que llegue a buen puerto.

Leer: ¿Por qué es importante el noviazgo antes del Matrimonio?

En mayo de 2015, el Santo Padre dedicó una catequesis para hablar exclusivamente de este tema, y presentó un bosquejo de cómo debe ser un auténtico noviazgo católico. Resumimos su mensaje en cinco temas que te presentamos aquí:

1. Aprendizaje

El noviazgo es el tiempo en el cual los dos están llamados a realizar un buen trabajo sobre el amor, un trabajo partícipe y compartido, que va a la profundidad. Ambos se descubren despacio, mutuamente, es decir, el hombre «conoce» a la mujer conociendo a esta mujer, su novia; y la mujer «conoce» al hombre conociendo a este hombre, su novio.

No subestimemos la importancia de este aprendizaje: es un bonito compromiso, y el amor mismo lo requiere, porque no es sólo una felicidad despreocupada, una emoción encantada.

2. Camino

La alianza de amor entre el hombre y la mujer, alianza por la vida, no se improvisa, no se hace de un día para el otro. No existe el matrimonio exprés: es necesario trabajar en el amor, es necesario caminar.

Noviazgo cristiano. Foto: Cathopic.

Noviazgo cristiano. Foto: Cathopic.

La alianza del amor del hombre y la mujer se aprende y se afina. Me permito decir que se trata de una alianza artesanal. Hacer de dos vidas una vida sola, es incluso casi un milagro, un milagro de la libertad y del corazón, confiado a la fe.

3. Castidad

Los símbolos fuertes del cuerpo poseen las llaves del alma: no podemos tratar los vínculos de la carne con ligereza, sin abrir alguna herida duradera en el espíritu. Cierto, la cultura y la sociedad actual se han vuelto más bien indiferentes a la delicadeza y a la seriedad de este pasaje.

Leer: 8 consejos del Papa Francisco para un Matrimonio feliz

Y, por otra parte, no se puede decir que sean generosas con los jóvenes que tienen serias intenciones de formar una familia y traer hijos al mundo. Es más, a menudo presentan mil obstáculos, mentales y prácticos. El noviazgo es un itinerario de vida que debe madurar como la fruta, es un camino de maduración en el amor, hasta el momento que se convierte en Matrimonio.

4. Oración

Céntrense también aquí en lo esencial: la Biblia, para redescubrir juntos, de forma consciente; la oración, en su dimensión litúrgica, pero también en la «oración doméstica», que se vive en familia; los sacramentos, la vida sacramental, la Confesión… a través de los cuales el Señor viene a morar en los novios y los prepara para acogerse de verdad uno al otro «con la gracia de Cristo»; y la fraternidad con los pobres, y con los necesitados, que nos invitan a la sobriedad y a compartir.

5. Esperanza

Que cada pareja de novios piense en esto y uno le diga al otro: «Te convertiré en mi esposa, te convertiré en mi esposo». Esperar ese momento; es un momento, es un itinerario que va lentamente hacia adelante, pero es un itinerario de maduración. Las etapas del camino no se deben quemar. La maduración se hace así, paso a paso.

El Sacramento del Matrimonio. Foto: Cathopic

El Sacramento del Matrimonio. Foto: Cathopic

El tiempo del noviazgo puede convertirse de verdad en un tiempo de iniciación. ¿A qué? ¡A la sorpresa! A la sorpresa de los dones espirituales con los cuales el Señor, a través de la Iglesia, enriquece el horizonte de la nueva familia que se dispone a vivir en su bendición.

Comentarios