Una católica está caminando de España a Jerusalén, esta es la razón

Carlota Valenzuela inició su camino en enero y espera llegar a Tierra Santa para Navidad de 2022, ¿qué la llevó a peregrinar?

Carlota Valenzuela, de 29 años, está decidida a cumplir un sueño, peregrinar 6437.376 kilómetros (4,000 millas), la distancia que divide a España de Jerusalén.

Su viaje inició en Finisterre, al norte de España, de donde partió en enero y su objetivo es llegar a Tierra Santa para Navidad de 2022, después de caminar a pie por 12 países, llevando solo una mochila y su profunda fe en Dios.

“Fue algo que sentí de una manera muy clara y obvia que Dios me estaba llamando a hacer una peregrinación a pie a Jerusalén”, dijo Valenzuela a EWTN el 25 de mayo, sus declaraciones fueron retomadas por el medio católico National Catholic Register.




Antes de tomar la decisión de emprender el viaje, hubo un período de alrededor de seis meses en los que no paró de sentir “que Dios me estaba llamando para algo más grande”.

Actualmente, Valenzuela se encuentra en Roma, que es aproximadamente la mitad de su peregrinaje. Durante este recorrido ha visitado iglesias, santuarios católicos históricos y ha acudido a la audiencia del Papa Francisco, esto se puede ver en su cuenta de Instagram @finisterreajerusalen

 

No saber a dónde se va a dormir al día siguiente

Valenzuela ha comprobado ese dicho que dice “Dios proveerá”, pues en su peregrinaje no sabe dónde dormirá el día siguiente.

“Mi forma de hacer esta peregrinación es, literalmente, tocar las puertas de las personas para pedirles que me acojan, entonces el hecho de estar en una posición de necesidad me está ayudando a ver lo mejor de la humanidad. Estoy teniendo una lección diaria de generosidad”, dijo.

Además le encanta hablar con la gente sobre la fe y orar juntos. Ha descrito su peregrinar como “un proceso de abandono”, donde le entrega a Dios todo lo que está fuera de su control.

“Siento que él manda, que esto no depende de mí. Depende de él. Nunca había sentido ese tipo de soledad, aunque nunca había estado sola tanto tiempo en mi vida”.

La razón de la peregrinación: Descubrir la voluntad de Dios

Cuando Carlota Valenzuela contó a sus padres lo que haría, ellos no lo podían creer y de hecho aconsejaban que no lo hiciera, pero ella tomó la decisión de dejar todo: trabajo, amigos y familia por un tiempo para entregarse a este caminar. Aseguró que aunque va apenas en la mitad de su viaje, ya siente que no es la misma persona que partió de España en enero.

“Yo invitaría a la gente a tener el coraje de buscar un poco en su interior, de preguntarse: ¿Qué ha puesto Dios dentro de mí?”.

“Y en ese camino de descubrimiento, cuando empiezan a vislumbrar qué camino tomar, entonces deben emprender el camino, porque solo tienes una vida, aunque suene muy cliché. Solo hay una oportunidad para alcanzar la plenitud”.

Valenzuela partirá de Roma en este junio. Sus próximas paradas incluyen Eslovenia, Croacia, Montenegro y Grecia.

Una vez que llegue a Jerusalén, espera decirle a Dios “lo que le he estado diciendo desde que empecé: que aquí estoy, para que haga su voluntad en mí”.

 

 

Esta historia se publicó en el sitio católico National Catholic Register, aquí puedes ver la nota original