Iglesia en el mundo
rmb

Mons. Patrón: Una nación no se desarrolla con polarizaciones destructivas

Monseñor Jorge Carlos Patrón Wong recibió el reconocimiento Ohtli, que otorga el gobierno mexicano a sus ciudadanos destacados en el extranjero.
Jorge Carlos Patrón Wong. Foto: @arzobispojorge
Jorge Carlos Patrón Wong. Foto: @arzobispojorge

Al recibir el premio ‘Ohtli’, la máxima distinción que otorga el Gobierno a los mexicanos en el extranjero, Monseñor Jorge Carlos Patrón Wong, secretario para los Seminarios de la Sagrada Congregación del Clero de El Vaticano lanzó un llamado a la unidad de todos los sectores en México por el bien del país.

Leer: ¿Qué es el bien común? El Papa Francisco te lo explica


No es por medio de polarizaciones destructivas, datos imaginarios y mentiras sistemáticas como se desarrolla una nación, sino con el aporte de cada ciudadano y la honestidad de los gobernantes que alivian el dolor y el sufrimiento de tantos hermanos nuestros que son víctimas de la corrupción, de pobreza y violencia”.

En su discurso de recepción, en el que estuvo presente el embajador de México ante la Santa Sede, Alberto Barranco, Monseñor Patrón –el mexicano con mayor rango en El Vaticano- reconoció a los mexicanos “que no claudican en sus esfuerzos para construir una  nación unida, fraterna honesta y solidaria”:

“A mis queridos hermanos ciudadanos mexicanos y a todos aquellos responsables del gobierno y los servicios públicos, los animo a que juntos construyamos una nación unida y en paz. Como el Papa Francisco nos recuerda en Evangeli Gaudium: la unidad prevalece sobre el conflicto”.

Leer: Arzobispo Carlos Aguiar llama al perdón y a la reconciliación de México

La ceremonia, breve pero muy emotiva, tuvo lugar en la Embajada de México ante la Santa Sede, en el marco del aniversario de la reanudación oficial de las relaciones diplomáticas entre México y la Santa Sede.

Patrón Wong agradeció a su familia y amigos. “Acepto humildemente el reconocimiento Ohtli, no a nombre personal, sino a nombre y mérito de tantas personas que me han acompañado a lo largo de la vida y que, con su aporte, me han formado como ciudadano mexicano, cristiano y sacerdote católico, enseñándome que la vida es una vocación de servicio y amor”.

“Ohtli es una palaba de origen náhuatl que significa camino, el cual es representado a través de unas huellas. Y este reconocimiento es precisamente para las personas e instituciones que han dejado una huella en mi vida, precisamente por su servicio y su amor”, finalizó.

Comentarios