Juan Pablo I quería plasmar su amor a la Guadalupana en su anillo papal

El diario personal del beato Juan Pablo I revela un hallazgo hasta ahora desconocido: quería dedicar su anillo papal a la Virgen del Tepeyac.
Imagen del beato Juan Pablo I
Imagen del beato Juan Pablo I

La Fundación Vaticana Juan Pablo I reveló algunos datos del diario privado que escribió el Pontífice en su breve pontificado de apenas 33 días, entre ellos uno que llama especialmente la atención: quería dedicar su anillo papal a la Virgen de Guadalupe.

Leer: Juan Pablo I, el ‘Papa de la sonrisa’, ¡ya es beato!

Esta fundación tiene el objetivo de fomentar la investigación, el estudio y la profundización del pensamiento y las enseñanzas del nuevo beato de la Iglesia.

De acuerdo con el sitio de noticias católicas Exaudi, en su diario, que hoy sale a la luz, el Papa italiano Albino Luciani, escribió los borradores de sus primeros sus primeros discursos y homilías como Sumo Pontífice.

Pero también una serie de anotaciones y prolegómenos -ideas que se han de llevar a cabo posteriormente-, que quedaron inconclusos, que van desde tareas sencillas como la búsqueda de un nuevo peluquero, hasta cómo debía ser su anillo papal, que pretendía dedicar a la Virgen de Guadalupe, Reina de México y Emperatriz de América.

Este 4 de septiembre el Papa Francisco beatificó a S.S. Juan Pablo I, el 'Papa de la sonrisa'. Foto: Especial.

Este 4 de septiembre el Papa Francisco beatificó a S.S. Juan Pablo I, el ‘Papa de la sonrisa’. Foto: Especial.

Juan Pablo I y la Virgen de Guadalupe

Este hallazgo llama especialmente la atención, pues hasta ahora no era muy conocida la devoción que Juan Pablo I tenía por la Guadalupana.

En una entrevista concedida en 2006 al periodista italiano Roberto Fiasconaro, Pía Luciani, su sobrina, reveló que, pocos días antes de morir, el “Papa de la sonrisa” le regaló una medalla de la Virgen de Guadalupe que le había sido obsequiada por el Presidente de México.

El Papa, recuerda, quiso darle este regalo pues la hija de Pía se llama Morena, como los mexicanos llamamos cariñosamente a la Virgen del Tepeyac.

Pía Luciani es la primera de los 12 hijos de Edoardo, hermano de Albino Luciani, y visitó a su tío muchas veces en los diferentes lugares donde fue llamado a servir a la Iglesia.

Ella fue la encargada de llevar la reliquia del Papa durante la Misa de beatificación, junto a la religiosa Margherita Marin, la vicepostuladora Stefania Falasca y el Davide Fiocco.

Leer: La religiosa que encontró muerto a Juan Pablo I narra lo que vio

El archivo de Juan Pablo I

En abril de 2020, el Papa Francisco anunció la institución de la Fundación Vaticana Juan Pablo I, con cinco objetivos concretos:

  • Proteger y preservar el patrimonio cultural y religioso dejado por el Papa Juan Pablo I.
  • Promover iniciativas como conferencias, reuniones, seminarios, sesiones de estudio.
  • Instituir premios y bolsas de estudio.
  • Cuidar la la actividad editorial tanto de los resultados de sus propios estudios e investigaciones como de los trabajos de terceros.
  • Servir de punto de referencia, en Italia y en el extranjero, para quienes trabajan en el mismo campo y con los mismos fines.

El presidente de la Fundación es el Secretario de Estado de la Santa Sede, el cardenal Pietro Parolin, y los miembros del Consejo de Administración son: la Dra. Stefania Falasca, que también asume el papel de Vicepresidente; el Cardenal Beniamino Stella; Monseñor Andrea Celli; el padre Davide Fiocco; la Dra. Lina Petri; el Dr. Alfonso Cauteruccio.

Compartir