Iglesia en el mundo

El regalo del Papa que encantó a la Orden del Santo Sepulcro en México

Entre los personajes que aparecen en el icono, destaca el sacerdote mexicano José María Robles Hurtado.
El sacerdote mexicano José María Robles Hurtado fue ahorcado durante la Guerra Cristera.
El sacerdote mexicano José María Robles Hurtado fue ahorcado durante la Guerra Cristera._

Recientemente el Papa Francisco celebró en Roma una reunión con los lugartenientes de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén de todo el mundo, a quienes entregó un icono con la imagen de Nuestra Señora del Socorro de los Cristianos, en el que también aparecen varios mártires de los cinco continentes, entre ellos, el sacerdote mexicano José María Robles Hurtado, quien fue ahorcado durante la Guerra Cristera, el 26 de junio de 1927.

El padre Robles Hurtado, quien nació en Mascota, Jalisco, en 1888, estudió en el Seminario de Guadalajara, donde fue ordenado sacerdote por el Arzobispo Francisco Orozco y Jiménez. Fue capellán de las Siervas de Jesús Sacramentado y Director del Instituto del Sagrado Corazón.

Escribió poesía mística, y en 1918 fundó una Orden religiosa: Víctimas del Corazón Eucarístico de Jesús. Luego fue designado párroco en Tecolotlán donde promovió los programas sociales de la Iglesia, especialmente a favor de los obreros.

Cuando se disponía a celebrar la Santa Misa, fue aprehendido y llevado por soldados a un cuartel; de ahí lo condujeron al lugar del suplicio.

San José María Robles fue canonizado por San Juan Pablo II y tiene su santuario en la sierra de Aquila, en Jalisco.

El icono con la imagen del Padre Robles Hurtado fue recibido por el Dr. Gustavo Rincón Hernández, Presidente de la Orden del Santo Sepulcro en México, y se decidió que el cuadro se entregara en custodia a la sección de Nueva Galicia, la cual depende de la de México.

Nuevos miembros

Por otra parte, la orden también celebró recientemente su reunión anual en la Arquidiócesis de Guadalajara, en la que se realizó la ceremonia de ingreso de ocho nuevos miembros, entre ellos, se invistió al Cardenal Francisco Robles Ortega con el grado de Gran Cruz.

El Dr. Gustavo Rincón Hernández también informó que “a mediados del 2019, posiblemente saldrán nuevas normas que regirán el funcionamiento de la orden, ya que las actuales datan de 1977.”

Finalmente, explicó que en la reunión que tuvo lugar en el Vaticano, “establecimos nexos más cercanos con los lugartenientes de otros países, principalmente con los de habla hispana, y esto fue muy gratificante; la idea es que trabajemos en conjunto, porque México, al pertenecer a la sección de Norteamérica, nos sentimos un poco alejados de los demás, y ellos de nosotros”, concluyó.